Nacional

Un 74% de los españoles consume alimentos de proximidad

Mercabarna cerró ayer por la tarde la 4ª Universidad de Verano, dedicada este año a la Alimentación Saludable.

natural-tropic

Una temática que ha centrado las ponencias y debates en el polígono alimentario durante tres días, del 4 al 6 de julio, y que ha reunido a unas 200 personas entre representantes institucionales, expertos en la materia, profesionales del sector agroalimentario y estudiantes.

A lo largo de las diferentes jornadas, se han tratado desde las distintas tendencias alimentarias actuales hasta cómo garantizar una dieta saludable para todos los ciudadanos, pasando por la importancia de la alimentación en la salud o la relación entre emergencia climática, educación y alimentación.

 El 45% come alimentos poco saludables

El director del Área de Alimentación de Kantar Worldpanel, Joan Riera, ha presentado la ponencia «Cómo es el consumidor de 2022 en España», mostrando algunos de los últimos datos obtenidos de los estudios elaborados por la consultora.

El 69% de la población española vive fuera de las grandes ciudades, en el 50% de los hogares viven personas de más de 50 años, el 45% de los individuos no hacen deporte ni un solo día a la semana y el 45% come productos catalogados como pocos saludables (con grasas saturadas y azúcar) más de 3 veces por semana.

 El consumo de alimentos ecológicos se ha estancado

Según Riera, aparte de la comodidad o la conveniencia, la salud es cada vez más importante para los españoles, pero se busca de formas distintas. El 63,1% de la población quiere cuidarse, pero unos lo manifiestan haciendo deporte, otros comiendo bien, otros consumiendo alimentos ecológicos y la tendencia que más crece es la de quienes buscan productos plantbased como sustitutos de la carne. También hay un 15,2% que quiere cuidarse pero no puede y un 21,7% que manifiesta no querer cuidarse.

 Aumenta la compra de productos Premium, de proximidad pero se estanca la de ecológicos

La compra de productos premium de alimentación crece un 10% de 2015 a 2021 y más si éstos son de proximidad. Sin embargo, aunque el 73,5% de los consumidores españoles dicen consumir alimentos de proximidad, también hay un 69% que decide comprar kiwis importados de otros países (porque son saludables) y el 40% adquiere marcas de distribuidor (porque son más económicas), de las que no se sabe la procedencia. El consumo de alimentos ecológicos se ha estancado.

 Cinco factores para garantizar una dieta saludable en todo el mundo según la FAO

Otra de las conferencias destacadas de la Universidad de Verano ha sido la de la economista de la FAO Cindy Holleman, quien ha explicado que hay 3 mil millones de personas en el mundo que no pueden permitirse una alimentación saludable. «La Covid, las recesiones económicas, la crisis climática, los conflictos internacionales y el coste de las dietas saludables están agravando mucho más este problema», ha afirmado Holleman. La representante de la FAO ha advertido que esta problemática se agravará mucho en los próximos años, si no se toman medidas decididas, y constituirá uno de los grandes problemas internacionales con consecuencias muy graves que afectarán a todos los países del mundo”.

La economista de la FAO apuntó 5 factores necesarios para transformar los sistemas alimentarios: la integración de las políticas humanitarias, de desarrollo y consolidación de la paz en las zonas afectadas por conflictos; aumentar la resiliencia climática de los sistemas alimenticios; fortalecer la resiliencia de los más vulnerables a las crisis económicas; intervenir en las cadenas de suministro alimenticio para reducir el coste de los alimentos nutritivos; abordar la pobreza y la desigualdad estructurales asegurando que las intervenciones son inclusivas y favorables a los pobres y fortalecer los entornos alimenticios, cambiando los comportamientos de los consumidores para promover patrones dietéticos con impactos en la salud humana y el medio ambiente.

“Además, es muy importante –afirmó Holleman– llevar a cabo políticas e inversiones coherentes entre los sistemas agroalimentarios, ambientales, de salud y de protección social, y que los gobiernos e instituciones, así como la tecnología, el bigdata y las innovaciones hagan de aceleradores”.

 La Dieta Mediterránea, la más saludable del planeta

Otra de las intervenciones destacadas durante la Universidad de Verano de Mercabarna fue la del doctor Ramon Estruch, consultor del Servicio de Medicina Interna del Hospital Clínic de Barcelona e investigador de Riesgo Cardiovascular, Nutrición y Envejecimiento del Instituto de Investigación Biomédica August Pi i Sunyer.

Estruch explicó que en España dos millones y medio de personas y el 5% de las familias tienen inseguridad alimentaria y que ésta es una tendencia creciente. Además, 2 de cada 3 adultos y 1 de cada 3 niños tienen sobrepeso y 1 de cada 10 niños tiene obesidad. «La dieta, afirmó el doctor, es uno de los factores desencadenantes de más enfermedades en el mundo«.

Estruch expresó que, hasta ahora y desde hace muchos años, la dieta que se ha demostrado científicamente como más saludable en el mundo es la Mediterránea, reduciendo un poco la carne roja pero sin abolirla, puesto que es necesaria para el organismo humano. El investigador dijo que nunca es tarde para cambiar la alimentación. “Tengas la edad que tengas -explicó- los estudios científicos avalan que una buena alimentación disminuye, por ejemplo, el riesgo de padecer enfermedad cardio-bascular o ictus y enfermedades derivadas del exceso de glucosa en sangre”.

Asimismo, Estruch afirmó que “la alimentación cambia el efecto de la genética, gracias a la epigenética (influencia de las condiciones medioambientales en los genes) y, por tanto, puede reducir el riesgo a sufrir las enfermedades mencionadas y muchas otros, aunque nuestros antepasados ​​nos hayan pasado la propensión”.

Algunas de las mesas redondas y los temas de debate que han despertado mayor interés a lo largo de la Universidad de Verano han sido los vinculados a la educación alimentaria y a las iniciativas para una distribución más sostenibles y justa.