Opinión

Retos y Desafíos del Consumo de Mango en los Estados Unidos

Por Francisco Seva Rivadulla. Periodista Agroalimentario.

La crisis sanitaria del COVID 19 ha afectado directa e indirectamente a la sociedad y al consumo de productos alimenticios en Estados Unidos, y evidentemente al mango, un producto muy valorado por los consumidores por sus propiedades nutritivas y sus beneficios para la salud. Sin embargo, la National Mango Board ha tenido que reinventarse para, a pesar de los tiempos que se viven, continuar impulsando el consumo de mangos en los hogares estadounidenses, apostando claramente por el mundo digital, como herramienta esencial para seguir desarrollando el consumo de esta fruta.

Según explica el Director Ejecutivo de la National Mango Board, Manuel Michel, “como consecuencia del COVID 19, hemos enfocado nuestros esfuerzos para conseguir que el mango esté incluido entre los productos que los consumidores prefieren y valoran. Además, desde nuestra organización somos conscientes de que el mango que es un placer para los consumidores, pero nuestro objetivo es que el mismo llegue a ser un producto esencial. Además, en estos difíciles momentos también estamos observando como los productos de cuarta gama, así como el mango fresco-cortado y congelado siguen aumentando en consumo cada año y se estima que su crecimiento seguirá, especialmente, en el sector de restauración y cadenas de servicios de alimentos”.

Cultura de Consumo en la etapa Post-COVID 19

Además, Manuel Michel también ha apuntado que “Los Estado Unidos seguirán teniendo una cultura de consumo post-COVID-19, por lo tanto, sigue la oportunidad de aumentar el consumo de mango año tras año. Hemos analizado que el crecimiento del consumo de mango se compara con el de aguacate ya que llevan trayectorias muy similares, pero el mango va 13 años atrás del aguacate. Si se logra tener calidad consistente en mango, podemos llegar a tener el mismo consumo que aguacate. Esto significaría un aumento de más de 100% en el consumo per cápita de los mangos en los Estados Unidos”.

Dentro del mismo contexto, el Director Ejecutivo de la National Mango Board también reconoce que “hemos visto que va aumentando el consumo de mango en los Estados Unidos, el consumo per cápita en 2014 se situaba en 2.5%, en 2019 estuvo en el 3.25% y actualmente se sitúa en 5.39% anualmente. Si se logra mantener la calidad consistente por toda la cadena de suministro, esto ayudara a que el consumidor prefiera el mango y aumente el consumo. Estoy seguro de que sí se puede lograr y se están llevando a cabo pasos cada año para ir mejorando el tema de calidad”.

Desafíos

La National Mango Board es consciente de que el consumo de mangos en el mercado estadounidense tiene un conjunto de desafíos a los que se tiene que hacer frente. En este sentido, Manuel Michel señala que “estamos enfocados a temas tan importantes como la post-cosecha, que es un capítulo en el que estamos investigando un embalaje eficiente para el sector y mantener la calidad de la fruta, que es indispensable para potenciar su consumo. Asimismo, hemos impulsado la presencia del mango en los medios sociales, pues debido a los momentos difíciles que estamos viviendo, seguimos trabajando con los minoristas para realizar promociones que se presentan adaptadas a la situación actual que vivimos, pero muchos de estos minoristas prefieren enfocarse en los canales sociales”.

Madurez de la fruta y Temperatura

Asimismo, en el apartado de retos de la distribución de mangos en EE.UU. el Director Ejecutivo de la National Mango Board puntualiza que “nos preocupa mucho la madurez de la fruta en el momento de la cosecha, pues es muy importante tener un nivel adecuado para que llegue al mercado de forma óptima. Asimismo, también trabajamos en que el mango llegue al mercado con una madurez constante, y que tengamos un adecuado manejo de temperatura en la cadena de suministro, que en Ataulfo/Kent se sitúa en =>54F/12C , mientras que en las variedades Tommy, Keitt, Haden está en = > de 50F/10C”.

Pero la National Mango Board también concentran sus esfuerzos en el área productiva, en este asunto Manuel Michel comenta que “estamos atentos investigando variedades de mango, temas como el riego/irrigación, floración, y enfermedades como Anthracnose”.

El sector en cifras

El volumen de mango entero que se importa a los Estados Unidos en 2019 fue 120 millones de cajas de los 5 países principales (México, Perú, Guatemala, Ecuador y Brasil), esto representa más de 1 billón de libras. 480,000 toneladas métricas, con una facturación de 635 millones de dólares americanos, según informa la National Mango Board.