banner-huercasa
Frutas

Retiran más de 150 toneladas de melón y sandía en Almería por la “ruinosa campaña”

Coexphal-Aproa ha llevado dos actos simbólicos de retirada de melón y sandía en el Levante y Poniente almeriense para evidenciar la grave situación de caída de cotizaciones que están atravesando estos dos productos, protagonistas de la campaña de primavera en Almería.

Se han retirado del mercado más de 150.000 kilos de estas dos frutas, que presentan una gran calidad, sabor y frescor.

Para el presidente de Coexphal, Juan Antonio González, “la situación para melón y sandía es muy preocupante e insostenible, más teniendo en cuenta que se trata de dos productos de ciclo corto que requieren inversión y trabajo, poniendo en peligro la rentabilidad de una campaña que se ha desarrollado con un comportamiento muy irregular de todos nuestros productos“.

“Sería el broche para un mal fin de campaña. Ante este escenario solicitamos que de una vez por todas la Administración se implique en los problemas del sector hortofrutícola y se apoye, desde todas las instituciones, el consumo de productos europeos frente a los de terceros países”, ha añadido.

Por su parte el gerente de Coexphal, Luis Miguel Fernández, explica que ahora mismo los precios están hundidos para todos los productos, “pero es más preocupante en melón y sandía porque estamos en el punto álgido de la campaña de primavera.

Las condiciones meteorológicas en Europa están haciendo que no haya consumo y que el único producto que se esté vendiendo en los lineales sea el más barato y que viene de países terceros”. Fernández apunta también que la ventana de comercialización de Almería (del 15 de abril al 15 de junio) coincide con el calendario de Marruecos “y en una circunstancia como la que estamos viviendo se prefiere el producto barato de terceros países“.

“Además, el melón y la sandía de Marruecos no tienen aranceles ni contingentes, por lo que a estos productos se les está tratando de la misma manera que a uno europeo, algo que nos perjudica muchísimo. Más aún, teniendo en cuenta que no cumplen con la legislación fitosanitaria que tenemos en Europa, provocando alertas fitosanitarias semanales procedentes de los países de norte de África y producidas en unas condiciones medioambientales y sociales que no deberían ser aceptadas por las cadenas de supermercados europeos”, ha añadido.

La campaña de melón y sandía empezó con un par de semanas de adelanto, pero muy poca cosecha, con precios bastantes buenos, sobre todo en melón.

La campaña se desarrolló de manera adecuada entre la semana 14 (primera semana de abril) y la semana 18. En este periodo, los precios estuvieron cerca de los existentes un año antes (en melón alrededor de 0,50 €/kg, y 0,90 €/kg en sandía). Sin embargo, sobre el 10 de abril (semana 19) la situación empezó a cambiar.

Es cierto que en el año 2020 entre la semana 20 y 22 (zonas de máxima cosecha) hubo un repunte grande de precios (se alcanzaron cotizaciones superiores a 0,55 €/kg en melón y 1,20 en sandía). Este año está ocurriendo todo lo contrario. A fecha de hoy los precios están por debajo de 0,40 €/kg en sandía y 0,25 €/kg en melón.