KIWIATLANTICO-FYH-VERDESDEENVIDIA
Latinoamérica

Quito presenta en Asunción su proyecto de agricultura dentro de agenda urbana

La ciudad de Quito (Ecuador) desarrolla desde más de hace una década un proyecto de agricultura urbana con el que consigue proveer de alimentos a su población y mejorar sus condiciones de vida, según explicó este jueves en Asunción el oficial de la Dirección Resiliencia de la Alcaldía de Quito, Carlos Jácome.

El proyecto quiteño es uno de los ejemplos de la nueva agenda urbana sobre la que se está debatiendo estos días en la Cumbre Iberoamericana de Ciudades Sustentables y Resilientes, celebrada en Asunción.

Jácome explicó en un encuentro con medios organizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Paraguay, que la iniciativa de la agricultura urbana da asistencia técnica a cerca de 1.600 familias, que se han acercado así a «la posibilidad de cultivar sus propios alimentos y de tener ingresos adicionales».

Aunque pueda parecer una cuestión productiva sin mayores repercusiones en la vida de la ciudad, Jácome precisó que con estos huertos urbanos «todo el mundo se alimenta y se alimenta bien».

Algo que en una urbe de población joven, como la quiteña, garantiza «mejores posibilidades de que la gente estudie y de que después pase a ser parte del aparato productivo de la ciudad».

«Adicionalmente a esto, si se tiene en cuenta que el 60 % de esas familias está conformada por madres solteras o jefas de hogar, es un tema de empoderamiento de género que aborda también la vulnerabilidad por género dentro de la ciudad», añadió Jácome.

Por el momento, esas parcelas de cultivo son en su mayoría privadas, aunque la Alcaldía de Quito está «trabajando en expandir el proyecto», con la utilización de espacios públicos para «el cultivo u la producción».

Jácome recordó que la instalación de una nueva agenda urbana, así como la participación ciudadana y la obtención de resultados, es un proceso largo y paciente que requiere antes de «generación de conciencia y de fortalecimiento».

«Hay que entender que todos estos procesos con la gente no logran cambiar la realidad en un mes o en un año, son proyectos que tienen el objetivo de cambiar esa realidad en periodos más largos de tiempo, y no puede ser de otra manera», zanjó.

Jácome insistió en que las ciudades están integradas por un entramado de sistemas sociales, económicos y productivos que la hacen «altamente compleja».