sakata-magia
Nacional

Promueven la Agrupación de Ecoproductores de Madera de Chopo de España

Una veintena de propietarios de terrenos de la Vega de Granada han dado los primeros pasos para constituirse como Agrupación de Ecoproductores de Madera de Chopo, la primera de España.

Según han informado sus promotores, las choperas representan filtros verdes ya que capturan CO2 atmosférico, funcionan como depuradoras naturales que filtran las aguas contaminadas por la agricultura, son hábitat para la avifauna y regulan el clima al dar sombra y refrescar la temperatura.

Los propietarios han asistido a una reunión de trabajo organizada por la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España (COSE), el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) de la Junta de Andalucía y la Universidad de Granada (UGR).

La gerente de COSE, Patricia Gómez, y el representante de la Asociación Forestal de Navarra, Eduardo Montero, han detallado los trámites administrativos que deben seguir los propietarios para constituir la agrupación, elaborar un plan de gestión común y obtener la Certificación Forestal Sostenible de grupo que les permitirá obtener mayor rentabilidad de sus cultivos.

Gómez ha destacado que la creación de la agrupación facilitará la aplicación de tratamientos selvícolas para mejorar la calidad del producto y hacer selvicultura preventiva, permitirá conseguir ayudas a través de las administraciones publicas y la Unión Europea, favorecerá su participación en proyectos de innovacion y mejora de las plantaciones, y les ayudará a negociar desde una posición más fuerte la venta de su producción.

«LIFE Madera para el Futuro» se hará cargo de los trámites y los gastos derivados de la constitución de la agrupación y ofrecerá a los propietarios asociados diversos incentivos económicos.

Los ecoproductores se comprometen a mantener un marco (distancia entre árboles) de 5 por 5 o 6 por 4 metros, usar planta certificada de viveros locales, incorporar al suelo los restos de poda y los tocones para nutrirlo y retener el carbono capturado, usar abonos ecológicos y, solo en caso de extrema necesidad, productos fitosanitarios, y mantener una banda de vegetación de chopos, arbustos o herbáceas en los límites de la parcela.

A cambio, durante el primer año recibirán hasta 1.400 euros por hectárea para comprar y plantar los chopos, mantener la banda vegetal y triturar los tocones y en los años siguientes, hasta 400 euros por hectárea en concepto de labores de tierra, poda y triturado de restos de poda.

«LIFE Madera para el Futuro» es un proyecto financiado por la Unión Europea y participado, además de por la UGR y COSE, por la Diputación de Granada, la Universidad de Santiago de Compostela y la firma 3edata Ingeniería Ambiental, que cuenta con la colaboración y el asesoramiento científico del Ifapa de la Junta de Andalucía.

Junto al fomento de una bioeconomía del chopo, impulsa la restauración de riberas de ríos degradadas en la Vega de Granada y colabora con Salvemos la Vega en un proyecto agroforestal en la finca La Nocla.