banner-agroponiente
Nacional

Polinización en frutales

La polinización es fundamental para una buena producción de fruta.

En producción de fruta conocemos perfectamente cuáles deben ser las combinaciones de las variedades para una mejor polinización, pero desconocemos bastante qué insectos polinizadores tenemos en las fincas ni cuál es su importancia en este sentido.

Por este motivo, dos institutos de investigación, el IRTA y el CREAF, han realizado un estudio para caracterizar la comunidad de insectos polinizadores presentes en fincas de frutales.

Así, los investigadores han estudiado 28 fincas en las provincias de Girona y Lleida (14 en producción ecológica y 14 integrada), para intentar establecer qué especies están presentes.

En esta investigación se ha hecho un muestreo visual de los insectos, valorando también los posibles resultados: número de frutos cuajados por rama y el de la semilla. Así pues, con tal de saber qué pasaría si no hubiera insectos polinizadores, se aisló una serie de ramas para que los insectos no pudieran polinizar las flores. A partir de esta experiencia se pudo constatar la importancia de los insectos polinizadores en la producción de fruta.

Entorno

El estudio ha sido muy interesante para los resultados que se han obtenido. Entre ellos, uno de los que podemos destacar es el de la influencia del entorno sobre la finca agrícola. Así, el número de insectos polinizadores en los campos de Girona fue más alto que en los de Lleida, probablemente debido a que en el entorno de los campos frutales de Girona el bosque se encuentra cercano y actuaba como refugio de insectos beneficiosos, mientras que en Lleida el efecto bosque casi no existía.

El tipo de polinización es importante en la producción. La polinización manual es la que mejores resultados da (pero es impracticable a niel de campo), pero cuando se comparan los resultados entre la polinización libre y la autopolinización (ramas aisladas), los resultados son significativamente mejores en los polinizados. Es por ello que los insectos son tan importantes.

En cuanto al cuajado y al número de semillas, siempre la manual es mejor que la libre con insectos y, ésta, superior a la autopolinización. En este aspecto no hubo diferencia significativa entre Girona o Lleida, ni entre producción ecológica o tradicional.

En conclusión, este trabajo señala que el uso de insectos polinizadores es una herramienta de mejora productiva en los cultivos de frutales en nuestro territorio y que se debe conocer qué insectos nos interesan más por cómo trabajan o se adaptan a las condiciones de nuestros campos.