banner-sakata-junio-2021
Ecológico

Planas anuncia una hoja de ruta para fomentar la producción ecológica

El ministro español de Agricultura, Luis Planas, anunció este lunes la elaboración de una hoja de ruta específica para la producción ecológica, que incluirá medidas para fomentar tanto el cultivo como el consumo de este tipo de alimentos.

El ministerio de Agricultura precisó en un comunicado que esa iniciativa está «en línea» con las conclusiones del plan de acción para la producción ecológica que los ministros del ramo de la Unión Europea aprobaron hoy durante la reunión que celebran en Bruselas.

De hecho, Planas realizó el anuncio sobre la hoja de ruta en el encuentro de titulares de Agricultura de los Veintisiete.

Según indicó el ministerio, el objetivo de la hoja de ruta será destinar el 25 % de la superficie agraria útil a la producción ecológica, una meta que la estrategia «De la Granja a la Mesa» pide alcanzar de manera global en todo el club comunitario para el año 2030.

En la actualidad, España es el primer país de la Unión Europea en producción ecológica, a la que se destina el 10 % de la superficie agraria útil.

En las conclusiones adoptadas por los Veintisiete, «dan la bienvenida» al plan de acción sobre la producción ecológica que la Comisión Europea presentó en marzo, que pretende ayudar a los agricultores y ganaderos europeos a dar el salto a la producción ecológica, con el objetivo de lograr que para 2030 al menos el 25 % de la superficie agraria europea sea bio.

Según los ministros, la iniciativa «refleja el rol central de la agricultura y la producción ecológicas en las estrategias de la Unión ‘De la Granja a la Mesa’ y la relativa a la biodiversidad, con el objetivo de promover modelos más sostenibles de producción agrícola y sistemas alimentarios, y que apoya la consecución del objetivo de destinar el 25 % de las tierras agrícolas de la UE a la agricultura ecológica y un aumento significativo de la acuicultura ecológica.»

Los ministros también recuerdan que cada Estado miembro «debería contribuir al esfuerzo colectivo» y subrayan «la importante contribución de la agricultura y producción ecológicas para garantizar la sostenibilidad y soberanía de la agricultura y la producción de alimentos europeas».

También manifiestan la importancia de garantizar un enfoque orientado al mercado y un desarrollo equilibrado de la demanda y la oferta «para garantizar la rentabilidad futura de un mercado de alimentos ecológicos y de los agricultores ecológicos en la UE«.

En cualquier caso, piden tener en cuenta las especificidades y diferentes puntos de partida, circunstancias y condiciones de los Estados miembros y sus regiones, así como «los éxitos ya alcanzados» a la hora de definir objetivos e intervenciones en apoyo de la agricultura y la producción orgánicas en los planes estratégicos nacionales de la Política Agrícola Común y en los planes de acción orgánicos nacionales voluntarios.

Si bien esos planes de acción orgánicos nacionales, como la hoja de ruta española, son voluntarios, el comisario europeo de Agricultura, Janusz Wojciechowski, aseguró en una rueda de prensa que todos los países de la Unión cuentan con uno o han expresado su intención de elaborarlo.

Las conclusiones agregan que el éxito del plan de acción sobre producción ecológica dependerá de la implicación de todas las partes interesadas, incluido el sector público «a todos los niveles de gobernanza y todo el sector privado a lo largo de la cadena de valor».

También destacan el «potencial» de la agricultura ecológica para sus productores y las economías rurales a la hora de lograr beneficios económicos y de otro tipo «asegurando y apoyando los ingresos y creando empleo, al mismo tiempo que realiza una contribución importante a la protección del medio ambiente y la biodiversidad, a la lucha contra el cambio climático y a la mejora del bienestar animal».