banner-agroponiente
Nacional

OCU vincula el aumento de los precios en los alimentos con la subida de la luz

La asociación de consumidores OCU ha advertido de que la subida del precio de la luz ya se está empezando a traducir en un progresivo encarecimiento de los alimentos y bebidas, lo que afectará sobre todo "a las economías más vulnerables".

La entidad ha recordado en un comunicado que entre enero y julio de 2021, el IPC de alimentos y bebidas no alcohólicas registró un incremento del 1,5 % -aun así tres décimas menos que el dato de inflación a nivel general en España-, lo que en su opinión supone «un dato preocupante».

Los responsables de la OCU han relacionado este repunte con el aumento de los costes de la energía, que tienen impacto en la cuenta de resultados tanto de los fabricantes como de las empresas de transporte, lo que al final deriva en mayores precios en el punto de venta.

Según una encuesta reciente sobre solvencia familiar realizada por la organización, el 45 % de los hogares españoles perdió ingresos el pasado año, por lo que el encarecimiento de la cesta de la compra agravaría su situación económica.

Por categorías, en lo que va de año la mayor subida de precios la protagonizan los aceites y grasas, que se han disparado un 20 %, por delante de agua mineral, refrescos y zumos (+7,4 %).

Fruta fresca (+4,6 %), huevos (+3,5 %) y la carne de ave (+3 %) completan la lista de mayores incrementos, mientras que el azúcar (-1,8 %), las legumbres y hortalizas frescas (-1,3 %) y el pescado fresco y congelado (-1,2 %) evolucionan a la baja.

Por comunidades autónomas, la subida en la cesta de la compra durante los últimos siete meses fue más pronunciada en la ciudad autónoma de Melilla (+2,6 %), Galicia (+2,3 %), Cantabria (+2,1 %) y Navarra (+2 %).