banner-sakata-junio-2021
Nacional

Nueva edición del programa de consumo de frutas y hortalizas en las escuelas

La Comunidad de Murcia ha convocado una nueva edición del ‘Programa de consumo de frutas, hortalizas y leche en las escuelas’, campaña coordinada por las consejerías de Educación y de Agricultura.

Pretende sensibilizar a los alumnos sobre los beneficios del consumo de estos alimentos y su carácter imprescindible para una buena salud.

El programa para el curso 2021/2022, que repartirá más de un millón de raciones entre los escolares, está dotado de un presupuesto de 869.854 euros (593.934 euros para frutas y hortalizas; 275.920 euros para leche y derivados lácteos), y está orientado a todos los centros educativos de la Región de Murcia que imparten Educación Primaria y Centros de Educación Especial. Como novedad en este curso se incluye la distribución de leche.

Durante el curso escolar, los alumnos tendrán la oportunidad de consumir frutas y hortalizas variadas, entre las que podrán encontrar: melón, sandía, frutas de hueso, cítricos, frutas de pepita, plátano, uva, fresas, zanahorias, tomates cherry, guisantes, habas, coliflor, brócoli, lechugas, y leche y sus derivados lácteos.

Al alumnado se le distribuirán un mínimo de 12 raciones. Cada estudiante recibirá una ración en cada una de las entregas, considerando una ración entre 80 y 140 gramos de producto, equivalente a una pieza de fruta mediana (pera, manzana, plátano, etc.).

Este programa también incluye la realización de medidas de apoyo y acompañamiento con la finalidad de crear hábitos de consumo saludables en el alumnado participante.

El director general de Innovación Educativa y Atención a la Diversidad, Juan García Iborra, ha destacado la importancia que adquiere una campaña que entre sus objetivos “pretende provocar un acercamiento del alumnado a las frutas y hortalizas, de forma que se vaya incrementando paulatinamente su consumo, y concienciar a las familias y a la comunidad educativa de la relevancia de una alimentación sana y variada en la adquisición temprana de hábitos saludables, contribuyendo a una mejor calidad de vida”.

Los expertos coinciden en que una dieta sana desempeña un papel fundamental en la reducción de los índices de obesidad y de los riesgos de enfermedades graves en la edad adulta. Para ello, es imprescindible que la dieta incluya un consumo suficiente de fruta, verduras y leche.

Con el fin de promover su consumo en la población escolar, la Unión Europea, en el marco de la Organización Común de Mercados, acordó en 2009 cofinanciar con los Estados miembros la distribución de estos productos en centros educativos.

Así, en el curso escolar 2009-2010 se inicia en España el ‘Plan de consumo de fruta y verdura en la escuela’, con financiación de la Unión Europea, las comunidades autónomas y el Ministerio de Agricultura.

En la Comunidad Autónoma son las consejerías de Educación y Cultura, a través de la Dirección General de Innovación Educativa y Atención a la Diversidad, y de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, a través de la Dirección General de Agricultura, Industria Alimentaria y Cooperativismo Agrario, las que coordinan el desarrollo y ejecución del plan, que está dirigido a alumnado de 1º a 6º de Educación Primaria.

El reparto de frutas y hortalizas, en relación con la situación actual de pandemia debido a la covid-19, estará condicionado a las instrucciones decretadas por las autoridades sanitarias.