banner-agroponiente
Retail

Migros busca tomates suizos en invernaderos verdes

La cadena Migros le ha comunicado a sus proveedores locales que dejarán de comprar tomates producidos en invernaderos que requieren combustibles fósiles.

No ha comunicado cuando ocurrirá esta situación, pero si lo ha argumentado por el cambio climático.

Los ejecutivos de Migros han podido ver las simulaciones climatológicas lanzadas por el físico Christoph Raible en la que marcaba incrementos de temperatura.

Este anuncio viene a reforzar el lanzado a principios de 2019 cuando comunicó a sus proveedores que dejaría de comprar verduras suizas a partir de 2025 calentadas con comustibles fósiles.

Ya algunos productores están haciendo prueba con leña y con otro tipo de energías renovables de costes muy elevados. La cadena Migros cerró 2019 igualando las cifras en productos frescos pero el discount Denerb elevó sus ventas en casi un dos por ciento.

Para leer el artículo pincha aquí: