Internacional

Menos de 2 por ciento de la publicidad se destina a frutas y hortalizas

Reducir la publicidad para que los niños se encuentren más proclives a tomar comida basura debería ser la máxima prioridad, según el Índice de Políticas de Medio Ambiente Alimentario de Inglaterra.

natural-tropic

El grupo ha hecho un llamamiento para prohibir la publicidad alimentos y bebidas no saludables en televisión.

Así se desprende de los últimos datos sobre las tasas de obesidad infantil, que muestra que los índices de obesidad entre los cinco y los 11 años de edad siguen en aumento.

Cabe destacar que en el año 2015 menos del 2 por ciento del gasto en publicidad de alimentos fue para el sector de las frutas y las hortalizas, frente al 20 por ciento en productos de confitería y aperitivos, según datos de Nielsen AdDynamix.

Desde el Foro de Salud del Reino Unido se ha informado de que el establecimiento de metas para potenciar menos promociones de comida basura y más en la promoción de la salud, como son verduras y las legumbres, podría hacer frente a los altos niveles de obesidad.

Por parte de la Federación Mundial de Obesidad, la nueva investigación exige medidas, ya mostrará oposición por parte de las empresas alimentarias y los anunciantes. Para ello se precisa una regulación más estricta.

El Plan de Obesidad Infantil publicó el pasado mes de agosto que no se ha tomado ninguna acción en publicidad, aunque se había anunciado una exacción y una reformulación del programa para los alimentos procesados.

Aunque se pierde una batalla si los niños están siendo constantemente bombardeados con la publicidad que idealiza la comida chatarra.