Frutas

Los calibres grandes de fruta de pepita quedarán para el recuerdo en 2022

Fepex pide a la distribución que ajuste sus exigencias a la realidad de la campaña donde el severo calor del verano ha condicionado el calibre de la fruta de pepita en toda Europa.

Según el presidente del Comité de Fruta de Pepita, Joan Serentill, “las peras y manzanas que pondremos en el mercado esta campaña cumplen las mismas exigencias de calidad de siempre, pero son ligeramente más pequeñas por lo que los compradores de las cadenas deberían revisar los calibres que nos piden por defecto”.

Para el empresario ilerdense “la medida de la fruta es una cuestión de tradición; en España, en general, el consumidor siempre ha preferido la fruta de más calibre, mientras que en el resto de Europa se venden más los calibres más justos».

Desde Fepex se espera que los consumidores españoles entiendan la situación y se espera que «sabrán valorar la calidad de nuestra fruta, aunque este año sea un poco más pequeña».

Motivos

Los calibres bajos responden a una respuesta de la planta, ya que en escenarios de estrés hídrico (falta de agua) o por temperaturas extremas (frío o calor) el árbol ralentiza su crecimiento y prima la supervivencia por delante del crecimiento del fruto.

La Agencia Estatal de Meteorología señala que junio ha sido un mes muy cálido y julio extremadamente cálido con temperaturas medias dos grados por encima de lo normal en junio y 2,7 grados en julio.

Estas temperaturas han marcado el desarrollo del fruto.

gg