Nacional

Los alimentos impresos en 3D podrían llegar a los supermercados

Los alimentos impresos en tres dimensiones (3D) podrían llegar a los supermercados y restaurantes "en pocos años" y produciéndose "de la forma más natural y saludable posible", ha afirmado este lunes la coordinadora del Departamento de Nuevos Alimentos de Cocuus, Silvia Mata.

natural-tropic

Mata ha inaugurado el III Encuentro de Ciencia Gastronómica: Experimentos y Experiencias de la Universidad de La Rioja (UR) con su conferencia titulada «Food Print Revolution».

Ha explicado, en un encuentro informativo, que Cocuus es una empresa ubicada en Navarra que «se dedica a la ingeniería enfocada al sector de la alimentación y, en concreto, a la impresión en 3D de los alimentos y a la biosíntesis de los mismos».

El objetivo de esta iniciativa, ha proseguido, es “conseguir una tecnología que sea escalable para poder abarcar un problema que va a ser a nivel mundial, que va a ser que en 2050 habrá 10.000 millones de personas para las que no va a haber suficientes recursos”.

“Queremos, desde la impresión 3D, conseguir tanto análogos cárnicos como de pescado mediante proteínas de origen vegetal a partir de cultivo celular y de restos que sobran del despiece de la carne», que, «en vez de usarlos para hacer las típicas salchichas y hamburguesas, se reestructuran en algo que tengan valor añadido, como un chuletón o un bacon”, ha precisado.

Respecto a qué le diría a alguien reticente a probar un alimento impreso, ha recalcado que todos los ingredientes que usan en esta empresa son sin alérgenos porque, “hoy en día, la mayoría de los productos veganos son ultraprocesados y tienen muchos alérgenos”, a lo que se suma que emplean colorantes, aromas y saborizantes “de origen natural”.

“En España hay alguna otra empresa que lo hace (la impresión de alimentos), pero, en la actualidad, produce de una forma que no tiene escalado industrial e imprimen de tal forma que tardan, igual, 40 minutos en conseguir 100 gramos de carne»; mientras que en sta empresa navarra lo hacen con escalada y generan unos 10 kilogramos por minuto, ha subrayado.

Ha resaltado que existe “una tendencia que se está incrementando hacia el veganismo por personas que, igual, no son veganas, pero sí que quieren reducir su consumo de carne, un poco, a nivel ético, aunque no la quieren dejar del todo