banner-huercasa
Retail

Las bolsas de plástico de un solo uso son historia para Ahorramas

Ahorramas ya venía trabajando en la desaparición de los plásticos de un solo uso desde principios de 2018, anticipándose a la obligatoriedad de eliminarlos marcada por la Directiva Europea para este 3 de julio del 2021.

Todo el surtido de productos desechables de plástico fue sustituido por biodegradables y compostables, dejando de poner a la venta pajitas, vasos, platos, cubiertos o bastoncillos fabricados con plástico de un solo uso.

En el caso de los bastoncillos, por ejemplo, el plástico fue cambiado por celulosa a finales de 2018. Los platos y bols están fabricados con caña de azúcar; los cubiertos, con CPLA (ácido poliláctico cristalizado, que es un biopolímero derivado de vegetales a base de almidón como el maíz, la yuca, la mandioca o el algodón).

Los vasos kraft se fabrican con papel; los vasos transparentes aptos solo para bebidas frías, con CPLA. Y el packaging de platos, bol y cubiertos está fabricado con maíz. Por tanto, también es biodegradable.

Dentro de sus líneas estratégicas en materia de sostenibilidad y economía circular, la compañía lleva, por tanto, años trabajando en la reducción de plásticos alineada con el camino que marca la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible, en concreto con el ODS 12 que trata de garantizar modalidades de consumo y producción responsables.

El próximo sábado, 3 de julio, precisamente, se celebra el Día Internacional Libre de Bolsas de Plástico con el objetivo de reducir el uso de uno de los objetos cotidianos más perjudiciales para el medioambiente.

Ahorramas comenzó en el año 2020 la entrega de bolsas compostables en línea de caja para eliminar totalmente las de plástico virgen en enero de 2021. Además de la compostable, fabricada de materia vegetal, en línea de caja Ahorramas también ofrece bolsas de plástico reciclado, de papel y de rafia reutilizable. A estas bolsas hay que sumar las dos bolsas compostables de sección y las dos de papel de frutería. Todas las bolsas puestas a disposición del cliente son respetuosas con el medioambiente.

Con el cambio efectuado en 2021, Ahorramas ha dejado de poner en el mercado casi 525 toneladas de plástico virgen al año, lo que supone una importante contribución en su lucha contra la degradación medioambiental, al tiempo que aumenta la eficiencia de los recursos y promueve estilos de vida sostenibles que ayudan también a reducir la pobreza y allanan la transición hacia una economía circular real.

La cadena de supermercados sigue reduciendo la generación de estos residuos mediante la prevención, la reducción, el reciclaje y la reutilización, tanto en el consumo como en la producción, colaborando en la prevención de la contaminación marina gracias a la restricción de la venta de plásticos de un solo uso.