sakata-magia
Nacional

La Unió pide suspender las importaciones de frutas y hortalizas de Turquía

La Unió de Llauradors ha pedido a la Comisión Europea y al Gobierno de España que suspendan las importaciones de frutas y hortalizas de Turquía, ante las numerosas alertas sanitarias detectadas por contener materias activas no autorizadas en la Unión Europea.

La organización agraria reclama el incremento de la frecuencia de los controles físicos y de identidad hasta el 50 % para todas las frutas y hortalizas turcas, así como «poner fin» a la asimetría arancelaria.

La Unió denuncia que mientras Turquía exporta a la UE con un arancel del 20 %, a España se le aplica el 54 % para exportar a Turquía.

Otro aspecto que plantea la organización agraria es la suspensión automática de importaciones procedentes de países que no tengan ratificado el Convenio del Consejo Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia de género, como es el caso de Turquía.

La Unió hace estas peticiones ante las «numerosas alertas» sanitarias detectadas por la llegada de frutas y hortalizas que contienen materias activas no autorizadas en la UE o por observar Límites Máximos de Residuos (LMR) superiores a los autorizados en la UE.

Recuerda que tras muchos meses de reiteradas denuncias por las numerosas alertas sanitarias que estaba detectando el RASFF (sistema europeo de control alimentario), la CE incrementó en noviembre la frecuencia de los controles a estas importaciones.

La organización agraria reclama sin embargo el incremento de la frecuencia de los controles físicos y de identidad hasta el 50 % para todas las frutas y hortalizas turcas y poner así mismo fin a la asimetría arancelaria.

Según un estudio de la Unió, con datos oficiales y tras analizar las alertas sanitarias posteriores a la entrada en vigor del Reglamento de Ejecución (UE) 2021/1900, se concluye que durante el periodo comprendido entre el 23 de noviembre de 2021 y el 6 de marzo de 2022 (103 días) hubo un total de 100 alertas sanitarias solo en cítricos importados de Turquía, lo que significa casi una alerta al día.

Muchas de estas alertas, añade, son además por detectar la presencia de Metil Clorpirifos o Clorpirifos, sustancias activas prohibidas en territorio comunitario.

Por ello, se insta desde La Unió al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, a través de la Dirección General dirigida por Valentín Almansa, para que trabaje ante las instituciones competentes de la Unión Europea con objeto de adoptar esas medidas.

El secretario general de La Unió, Carles Peris, ve «vergonzoso que la Comisión Europea no tenga un protocolo de análisis y actuación si las medidas no son efectivas como es el caso de las importaciones de Turquía, quien pese a aumentarle los controles no parece ser capaz de resolver esta situación«.

Peris pide «ser más duros» y advierte de que seguirá denunciando estos hechos.