KIWIATLANTICO-FYH-VERDESDEENVIDIA
Internacional

La multinacional Westfalia apuesta por el control biológico para reducir los pesticidas

La productora líder mundial de aguacates, Westfalia, está desarrollando programas de control biológico para reducir el impacto de la cochinilla y la escama blanca en aguacates, cítricos y berries.

La productora de aguacates Westfalia Fruit apunta hacia el control biológico para controlar las plagas de las cochinillas y la escama blanca, y así llevar una gestión más sostenible de la producción.

De esta manera Westfalia trata de «mejorar la salud de los árboles y reducir el uso de pesticidas».

Westfalia cuenta con un criadero de insectos en Pomaire, al oeste de Santiago de Chile. La firma está trabajando con especialistas para la producción de depredadores de insectos beneficiosos como Rhyzobius lophanthae y Coccidophillus citricola para el control de escamas blancas en aguacate y escamas rojas en cítricos; y también Cryptolaemus montrouzieri, para el control de cochinillas en cítricos, aguacates y arándanos.

Westfalia señala que «esta temporada estamos apuntando a que el 70% de nuestras propias fincas participen en programas de liberación de insectos y eso aumenta al 100% para los cítricos y el aguacate», señala Juan Enrique Ortuzar, gerente de investigación y desarrollo de Westfalia en Chile.

Westfalia Fruit Chile ha desarrollado un plan de liberación de insectos para cada finca participante, con insectos criados para cada temporada y fruta.

En todas las plantaciones, los fruticultores practican el manejo integrado de plagas, que incluye la liberación de insectos y en las fincas y maquinaria para controlar las plagas.

Otras medidas

Además de la suelta de depredadores, Westfalia Chile trabaja con el uso de feromonas para provocar estrategias de confusión sexual entre los machos de las plagas para aumentar el éxito del control de las plagas.

El éxito de esta medida ha provocado que la estrategia de control biológico se esté desarrollando en Colombia, donde los productores se enfrentan «a desafíos extremos de plagas y enfermedades. Las fincas de Westfalia en Colomba ya han disminuido sus aplicaciones de pesticidas gracias a este programa», apuntan desde la firma.

«La idea es reducir el tratamiento químico al mínimo y creemos que podemos lograrlo con este tipo de enfoque. Es interesante porque una vez que comienzas esta experiencias, más aprendes y estamos desarrollando nuestras propias ideas y cambiando los procedimientos basados en nuestra creciente experiencia y éxitos», concluye Ortuzar.