Última actualización
Nacional

La frontera de La Jonquera respira normalidad

La localidad fronteriza de La Jonquera ha recuperado la normalidad desde ayer después de 32 horas de manifestaciones y cortes de carreteras en contra de la sentencia del procés, y en medio de las críticas de transportistas y advertencias de empresarios contra la «cronificación» de las protestas.

El Servei Català de Trànsit (SCT) ha confirmado a las 17:00 horas del martes que tanto la AP-7 como la N-II estaban operativas de nuevo en ambos sentidos.

La actuación policial para recuperar el eje viario europeo formado por la A9 (en Francia) y la AP7 (en España) se ha saldado con 19 detenidos, uno por los Mossos d’Esquadra y el resto por la Gendarmería francesa, y algunos momentos de tensión entre manifestantes y policía.

Atrás queda el bloqueo del eje viario que comenzó ayer lunes, poco antes de las nueve de la mañana, y que había convocado a través de las redes sociales la plataforma Tsunami Democràtic, que, sin embargo, había anunciado una movilización de tres días.

La velocidad con la que actuaron los primeros manifestantes sorprendió por el poco tiempo que tardaron en consolidar el corte y en instalar barricadas y hasta un escenario para organizar conciertos.

Poco después, comenzaron a llegar más personas atraídas por el comunicado difundido a través de las redes sociales de Tsunami, y el corte se hizo fuerte unos metros más allá del punto fronterizo, ya en territorio francés.

Los manifestantes pasaron toda la noche en tiendas de campaña y en los automóviles con los que bloqueaban la autopista, ya que la convocatoria apelaba a utilizar los vehículos privados con este fin para evitar el cuerpo a cuerpo con la policía, como había sucedido en el aeropuerto de Barcelona el pasado 14 de octubre tras conocerse la sentencia del procés.

El presidente de la organización de pymes de transporte por carretera (Fenadismer), Julio Villaescusa, ha recalcado que mientras los franceses intentaban «hacer algo» para desbloquear el paso fronterizo de la autopista AP7, en el lado español no se hacía «absolutamente nada».

El presidente de Foment, Josep Sánchez Llibre, y el del Gremio de Hoteles de Barcelona, Jordi Mestre, han coincidido en subrayar su preocupación por la situación que vive Cataluña y la «cronificación de protestas diarias en sus calles» y consideran que la salida al conflicto catalán pasa por la «negociación».