banner-huercasa
Nacional

La factura del regadío aumentará entre un 5 y un 20 % con el nuevo sistema

La Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía, Feragua, ha criticado este lunes los cambios en la factura eléctrica que entran en vigor mañana y ha advertido de que suponen un “duro revés a la sostenibilidad del regadío", ya que la factura subirá entre un 5 y un 20 %.

Aunque el impacto en cada comunidad de regantes será muy variable, ha estimado que el incremento de la factura eléctrica llegará hasta el 30 % en algunas zonas regables y por lo general oscilará entre el 5 % y el 20 %, según el secretario general de Feragua, Pedro Parias, ha informado esta asociación en un comunicado.

La subida del precio de la factura eléctrica para el regadío será fruto de una modificación del calendario tarifario que reduce las horas más baratas (P5 y P6) e incrementa las más caras (P1 a P4), unos cambios con una finalidad recaudatoria, ha explicado el secretario general de Feragua, Pedro Parias.

Además, los cambios introducidos en el mes de julio y agosto penalizan particularmente al regadío, pues son meses centrales de la campaña de riego, en los que el consumo energético del regadío es muy importante, según los regantes.

Uno de los asuntos que más preocupa al regadío es la modificación de los cargos por exceso de potencia, que pueden suponer un “mazazo para todo el sector” y que Feragua considera una “forma encubierta de obligar al sector a aumentar la contratación de potencia“.

En este sentido, Pedro Parias ha explicado que “con el sistema anterior, podías ajustar la potencia y si te pasabas en un momento dado, te penalizaban, pero si era algo puntual te compensaba, pero con el nuevo sistema, si te pases de la potencia, te crujen”, lo que obligará a las comunidades a contratar más potencia que la que necesitan para evitar las penalizaciones desproporcionadas por un exceso o descuido puntual.

Además, ha censurado que esta reforma entra en vigor en el momento “más inoportuno, con los precios de la energía en el mercado por las nubes, en máximos históricos, creando una verdadera tormenta perfecta para el regadío modernizado, que es un gran consumidor de energía”.