sakata-magia
Hortalizas y verduras

La energía se come la rama holandesa

Holanda se queda este invierno sin tomate rama. La factura del coste energético ha hecho daño y ha generado muchas dudas casi al 50 por ciento de la superficie de tomate rama invernado en la campaña de invierno.

Los horticultores holandeses han renunciado a seguir con el cultivo con el trasplante ya realizado, ya que la factura de energía en estos meses supone el 50 por ciento de los costes de explotación en tomate rama en la campaña de invierno.

 

Este freno al 50 por ciento de la superficie holandesa supone que los programas internacionales se tendrán que cubrir con oferta de otros orígenes. Alemania y los destinos nórdicos ya buscan ofertas complementarias.