banner-agroponiente
Latinoamérica

La cubierta de plástico aumenta en el cultivo de frutales chilenos

El uso de cubierta plástica en el campo chileno es una tendencia que crece y despierta cada vez más interés.

El seminario contó con la presencia de expertos y profesionales chilenos que han estado trabajando con el uso de cubiertas cumpliendo su propósito de responder precisamente a la necesidad de contar con información relevante, no sólo por parte del sector de la uva de mesa, sino también conocer experiencias sobre el uso de cubiertas en frutales y vides, su impacto en el microclima, relaciones hídricas, producción y calidad final del fruto en postcosecha, informa el INIA.

Durante el seminario se dieron a conocer algunos beneficios en temas climáticos, en productividad y eficiencia de las plantas con el uso de plásticos. Por ejemplo, que permite controlar el nivel de temperatura y humedad de los cultivos, optimiza y ahorra el uso de agua de riego al ser la evapotranspiración menor, permite adelantar o retrasar el proceso de maduración, permite anticipar la etapa de producción y entrega uva de mesa de mejor calidad y condición.

En Chile hay más de 400 hectáreas manejadas bajo plástico siendo las protecciones más habituales para la uva de mesa la malla y el plástico. Durante el seminario se tocó el tema de otros frutales como el arándano, ya que hace bastante tiempo se está optando por sistemas de cultivo protegido (plásticos y mallas).

Los estudios del INIA indican que con el uso de cubiertas de plástico se puede mejorar la eficiencia del uso del agua y la producción de fruta de calidad en uva de mesa. Sin embargo, habrá que seguir estudiando y observando lo que ocurre con las mallas y el plástico en los frutales chilenos.