Nacional

La campaña de hueso andaluza en peligro por la falta de frío y lluvias

Los frutales de hueso de Sevilla y Huelva no han alcanzado las horas de frío necesarias las lluvias han sido un 15 por ciento por debajo con un febrero donde sólo ha llovido un litro por metro cuadrado.

La campaña de fruta de hueso de Sevilla y Huelva está muy marcada por la incertidumbre. La falta de horas de frío van a condicionar el cuajado del fruto y el calibre de los mismos; a lo que se une la falta de agua con un 15 por ciento menos de lluvias desde que empezó el año climatológico y con un febrero con tan sólo un litro por metro cuadrado.

Existe el temor de que el calibre de hueso en Sevilla y Huelva no llegue al C y tras la experiencia del año pasado, donde algunas cadenas no registraron las ventas de antaño con la fruta de hueso temprano, muchos ‘category’ no empiecen con las operaciones hasta que el calibre no tenga un mínimo de calibre C.

Las cadenas aún no han firmado programas semanales porque quieren ver como va a responder la fruta, lo que ha provocado que algunos productores hayan realizado un segundo aclareo para que la fruta que quede tome cierto cuerpo.

A esto se une que las lluvias han sido menores que la media de los últimos 25 años. Las precipitaciones en la Cuenca del Guadalquivir desde el inicio del año hidrológico son un 15 % inferiores a las de la cifra media de los últimos 25 años, según ha informado la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) en un comunicado.

Desde el 1 de octubre, las lluvias ascienden hasta 315 litros por metro cuadrado, dato un 15 % inferior al de las precipitaciones medias. Esto supone un 42 % menos de recursos para la campaña de riego, ya que estos surgen del sobrante de la pluviometría, según se explica en la nota.
El presidente de la CHG, Joaquín Páez ha vaticinado que, si las previsiones no cambian, la campaña de riego será “dura” y que se requerirá el esfuerzo tanto de los usuarios del agua como de la propia confederación y ha manifestado que la CHG intensificará las labores de vigilancia para evitar “competencia desleal” durante la primera Comisión de Desembalse de 2020.