banner-huercasa
Internacional

Europa no termina de comer fruta de verano

Los precios no terminan de romper en la gama de fruta de hueso a 9 de julio y eso que las perspectivas para el mercado es menos caudal de oferta.

Los precios de la fruta de hueso y de la sandía y el melón no terminan de romper a 9 de julio de 2021 y la demanda no se ha disparado a pesar de que las temperaturas en el Centro y Norte de Europa empiezan a ser calurosas.

El mercado de referencia en Europa en la demanda de fruta de verano -Alemania- “no ha terminado de romper y no demuestra tener mucha hambre aún”, señalan fuentes de Greenyard.

De esta opinión coinciden todos los operadores españoles en origen que ven como el consumo no se dispara. Tan sólo la cadena Lidl se manifestó nítidamente en melón hace tres semanas, pero el ritmo se ha ralentizado.

No existe explicación lógica de mercado y más cuando a partir del 15 de julio el caudal de oferta viene reducido en todas las categorías de fruta de hueso de toda Europa.

De hecho, la falta de oferta de fruta de hueso en Provenza ha obligado a las cadenas francesas a seguir manteniendo los programas con las productoras catalanas hasta finales de agosto.

Uno de los motivos de esta demanda limitada es la presencia en el mercado de otros productos no tan veraniegos, pero que se trabajan también en estas fechas como las fresas. “La fresa es una categoría que arrastra a muchos consumidores y muchos europeos la prefieren y más si es local”, señala Ger Kingma, responsable de compras de hueso de The Greenery.