KIWIATLANTICO-FYH-VERDESDEENVIDIA
Nacional

El riego deficitario ahorra el 30 por ciento de agua y energía y mejora calidad frutos

Los sistemas avanzados de riego deficitario ahorran el 30 por ciento de agua y energía y mejoran la calidad organoléptica de los frutos, que incrementan un 10 por ciento la concentración de sólidos disueltos en su jugo y un 15 por ciento la intensidad de su color.

Así se pone de manifiesto en el proyecto europeo Irriman sobre manejo eficiente del agua de riego para una agricultura sostenible, financiado con fondos Life+, del que informa la Dirección General de Innovación Agroalimentaria, de la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente de Murcia, que participa en la iniciativa.

El objetivo es poner en práctica y difundir una estrategia de riego sostenible basado en el riego deficitario para promover su aceptación a gran escala y el uso en cultivos de los agroecosistemas mediterráneos, caracterizados por la escasez de agua, sin afectar a los estándares de calidad exigidos por los mercados de exportación.

Se prevé un ahorro de un tercio del agua utilizada en un régimen de riego corriente y otro tanto de electricidad, unos 720 kilovatios anuales por hectárea, lo que rebaja las emisiones a la atmósfera de dióxido de carbono.

Además, al limitar la aplicación de agua de riego, se reduce la lixiviación, lo que conlleva un aumento en la cantidad de este recurso eficaz de los cultivos y en su productividad, lo que mejora a su vez la calidad de las aguas subterráneas.

Además del Gobierno de Murcia, participan en el proyecto las universidades Politécnica de Cartagena y de Córdoba, el Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la Federación Nacional de Comunidades de Regantes de España y la comunidad de los cordobeses de Genil-Cabra.