Internacional

El rendimiento medio por hectárea de patata aumenta un 9 por ciento en la UE

Los altos rendimientos alcanzados fruto en gran medida de las buenas condiciones climatológicas en las que se ha desarrollado la campaña marcan el año 2014 en el sector de la patata de la Unión Europea según destaca MARS, la unidad de monitoreo de cultivos de Bruselas.

natural-tropic

Así, los datos de este cultivo se sitúan muy por encima tanto de los de la campaña pasada como de la media de los últimos cinco. Los rendimientos de los cinco productores de patata más grandes de la UE como son Alemania, Polonia, Francia, Países Bajos y Reino Unido aumentaron significativamente, informa agronewscastillayleon.com.

Las condiciones atmosféricas fueron en general favorables para que las siembras se realicen en el momento oportuno en buena parte de la Unión Europea. En Alemania, por ejemplo, las tempranas se realizaron de forma correcta ayudadas en algunos casos con riegos suplementarios en zonas en las que no se produjeron las precipitaciones necesarias y empleando películas de protección para proteger las plantas jóvenes contra las heladas.

En Holanda, sin embargo, esas siembras tempranas si se vieron afectadas por episodios de heladas a principios de mayo. En Francia, las condiciones climáticas húmedas causaron algunos retrasos durante el inicio de la campaña se siembras pero luego mejoraron, igualmente fueron favorables las condiciones de la sementera en Polonia que no se puede olvidar es el segundo productor de patata de la UE, publica el diario digital Agronews Castilla y Leon.

El verano fue húmedo en el centro y sureste de Europa, especialmente en Francia, el Reino Unido, Irlanda con lo que se aseguró un buen suministro de agua para el crecimiento de la patata. Aunque precisamente esa misma humedad provocaba problemas de enfermedades en Alemania meridional y occidental, Austria, Eslovaquia, Hungría y los Balcanes. Cálido y seco tiempo en septiembre hizo que las condiciones de cosecha en Francia, Reino Unido, Benelux y el oeste Alemania fuesen buenas.

Sin embargo, las fuertes lluvias la obstaculizaron y retrasaron en muchas zonas de Europa central y los Balcanes occidentales, debido a las precipitaciones excesivas las patatas de esas zonas cuentan con un alto contenido de humedad en los tubérculos de papa en estas áreas puede disminuir el tiempo de conservación. Por lo que se refiere al norte de Europa el tiempo seco en julio y excesivamente condiciones húmedas en agosto limitaron los rendimientos en esas zonas.

Así, según MARS, organismo dependiente de la Comisión Europea dedicado a la monitorización de los cultivos, el rendimiento medio por hectárea de patata en la Unión Europea alcanzó las 33,75 toneladas, lo que supone un 9 por ciento más que en 2013 cuando esa cifra se "quedó" en las 30,96 por ciento y es un 10,2 por ciento superior a la media de los últimos cinco años que se situó en los 30,62 toneladas.

Por países

Hay que destacar el dato de Alemania cuyos rendimientos, en relación a la campaña anterior, se elevan un 13,6 por ciento alcanzando las 45,26 T/ha frente a los 39,83 de 2013, siendo un 5,4 por ciento mejor que la media del último quinquenio que se sitúa en las 42,95 toneladas.

Polonia, como ya se ha comentado anteriormente, segundo productor de la UE, alcanza un rendimiento medio esta campaña de 22,28 toneladas por hectárea, lo que supone mejorar un 4,1 por ciento su dato de 2013 y un 8,4 por ciento el promedio de los últimos cinco años que se situaba en las 20,55 toneladas por hectárea.

Francia presenta también unos buenos datos pues ha elevado sus rendimientos un 8 por ciento tanto en los que se refiere a 2013 como al balance del último lustro, ya que en la actual campaña su media por hectárea ha llegado hasta las 46,97 hectáreas, mientras que en el año anterior fue de 43,29 y en los últimos cinco año de 43,16 toneladas.

En unas cifras muy similares de mejora se mueve otro de los grandes productores comunitarios, Gran Bretaña que llega este año a producir 43,52 toneladas por hectárea, lo que representa un incremento del 8,5 por ciento en relación a 2013 cuando fue de 40,10 y del 6 por ciento en comparación a los últimos cinco años cuando su promedio llegó a los 41,07 toneladas.

Para finalizar, señalar el dato de España que maneja en sus informes MARS que sitúa el rendimiento medio en las 30,16 toneladas por hectárea dato muy similar al de los últimos años, incluso inferior al de 2013 cuando fue de 30,59 toneladas