sakata-magia
Nacional

El PIB agrario retrocede (-2,2 %) y el general se frena (+0,3 %) por Ucrania

El principal lastre para el PIB español ha sido el significativo descenso del consumo de los hogares, con una contracción del 3,7 %, en un trimestre marcado por los efectos de la quinta ola de la pandemia de la covid y por la crisis energética derivada de la invasión de Ucrania.

El impacto de la guerra en Ucrania ha frenado en seco la economía española, que en el primer trimestre de 2022 ha crecido un 0,3 %, cuando en el anterior trimestre lo hizo un 2,2 %, según el avance del Producto Interior Bruto (PIB) en términos de volumen, que para el sector agrícola pasa del 3,6 % al -2,2 %.

De acuerdo con el avance de contabilidad nacional publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la demanda nacional (consumo e inversión) ha restado 1,2 puntos al avance del PIB general, en tanto que la demanda externa (exportaciones e importaciones) ha contribuido al crecimiento con 1,5 puntos.

El principal lastre para el PIB español ha sido el significativo descenso del consumo de los hogares, con una contracción del 3,7 %, en un trimestre marcado por los efectos de la quinta ola de la pandemia de la covid y por la crisis energética derivada de la invasión de Ucrania por parte del ejército ruso, según el INE.

En términos interanuales, la variación del PIB general es del 6,4 %, frente al 5,5 % precedente; en las actividades de agricultura, ganadería, silvicultura y pesca, su valor ha pasado del -4,7 % del último trimestre de 2021 hasta el -1,3 % en el primer trimestre de 2022.

La variación intertrimestral del PIB generado por la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca fue del -5,6 % en el primer trimestre de 2021.

Respecto al empleo, en términos interanuales, el número de horas efectivamente trabajadas aumenta 4,8 puntos, hasta el 7,5 %, en la economía española, mientras que en el sector agrícola pasa del 1,6 % del último trimestre de 2021 al -0,2 % de los tres primeros meses de este ejercicio.

Los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, definidos como el número de horas trabajadas entre la jornada media realizada en puestos de trabajo a tiempo completo, aumentan un 0,5 % respecto al trimestre anterior, según el PIB general, mientras que para el sector primario la variación es del 1,8 %, 2,8 puntos menos.