banner-huercasa
Nacional

El Gobierno no recortará el agua del Tajo para el sureste, según Montero

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha manifestado este martes que las reglas del trasvase Tajo-Segura no van a cambiar y que el Ejecutivo no pretende "recortar" el agua que llega al sureste español mediante ese canal de suministro.

Montero ha reaccionado así, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, a preguntas sobre la manifestación, esta semana en Madrid, de regantes y de agricultores de Almería, Alicante y Murcia, apoyados por sus Gobiernos autonómicos, para exigir que no se reduzca la llegada de agua a sus tierras procedente del Tajo.

El trasvase no está en cuestión, en absoluto. Lo hemos querido dejar claro, es una infraestructura crítica que sirve para el abastecimiento de tres millones de personas” e importante para zonas como Murcia, Castilla-La Mancha o Alicante, ha añadido.

La portavoz ha recalcado que se trata de una infraestructura hídrica que la mitad del tiempo está en situación “excepcional” con falta de caudal, por los efectos aparejados al cambio climático.

En ese sentido, ha señalado que la modificación de la normativa, prevista en un real decreto del Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco), solo pretende dar “más estabilidad” a la transferencia de agua y una situación beneficiosa para la cuenca cedente y la que la recibe.

“El real decreto no va a recortar la cantidad de agua que llega al Levante español (…), no se van a cambiar las reglas de ese trasvase”, ha subrayado Montero.

Según ha afirmado, el Gobierno pretende un marco de “diálogo” que permita garantizar el funcionamiento de una infraestructura sometida a “condiciones excepcionales”.

Respuesta de Castilla La Mancha

La portavoz del Ejecutivo de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha dicho que la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, “no estuvo muy acertada” en sus declaraciones sobre el trasvase, pues “quiso dejar contento a todo el mundo sin dejar contento a nadie”.

A preguntas de los periodistas en una rueda de prensa, se ha referido a las palabras de Montero, quien dijo que las reglas del trasvase Tajo-Segura no van a cambiar y que el Ejecutivo no pretende “recortar” el agua que llega al Levante español mediante ese canal de suministro.

La portavoz del Gobierno castellano-manchego ha dicho que los políticos tienen que ser claros, decir la verdad y contar las cosas como están pasando.

Y la evidencia, ha continuado, es que no hay agua suficiente, cada día llueve menos y la cuenca del Tajo está mermada, “no solo por el trasvase, que también, sino además por las condiciones climatológicas”.

El caudal del río y la lluvia que cae en los últimos años no llega ni a la mitad de la capacidad con la que fue diseñada la infraestructura hace más de 40 años, y esto es una evidencia, ha dicho Fernández, quien ha insistido en que el acueducto Tajo-Segura supone trasvasar agua de la España seca a la España seca.

Ha añadido que ella se queda con las declaraciones de la vicepresidenta cuarta y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, quien ha afirmado que el trasvase no se puede sostener indefinidamente en el tiempo porque no hay agua suficiente, cada día llueve menos y la cuenca está mermada.

Fernández ha dicho que el Gobierno de Castilla-La Mancha entiende que el Levante defienda “lo que crea que son sus intereses”, pero hay que hablar claro a la gente, y es “que no hay agua suficiente”.

“Estamos por la búsqueda de alternativas, acuerdos y pactos que le den sostenibilidad a la economía del Levante, no planteamos un ataque a su economía, pero hay que hablar con claridad, y la cuenca del Tajo aguanta ya muy poco”, ha asegurado la portavoz.