Innovations-Fresh-Convenience-Market
Última actualización
Nacional

El consumo de frutas y hortalizas en los hogares se recupera con un 1% más hasta mayo

El consumo per cápita de frutas y hortalizas en los hogares es de 168,6 kilos por persona y año, según el último año móvil con datos hasta mayo.

El consumo de frutas y hortalizas frescas en los hogares españoles ha aumentado un 1% hasta mayo en relación con el mismo periodo del año anterior, totalizando 3.122 millones de kilos, recuperando tasas positivas de crecimiento para una amplia gama de productos, y el gasto también aumentó, un 4%, totalizando 4.949 millones de euros, según los últimos datos actualizados del Panel del Consumo Alimentario del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

El consumo de frutas en los hogares en los cinco primeros meses del año aumentó un 2,2% respecto al mismo periodo del año anterior y el gasto un 1%, situándose en 2.569 millones de euros. Destacó el crecimiento de la fresa, con un 14% más y 124 millones de kilos consumidos, lo que supone un consumo per cápita de 3 kilos por persona y año, así como de la manzana con 211 millones de kilos (+3%) y un consumo per cápita de 9,6 kilos por persona y año.

El consumo de hortalizas se ha estabilizado en el periodo analizado, con 1.086 millones de kilos (0,2%), con un gasto de 2.044 millones de euros (+5,1%), siendo el tomate, la principal hortaliza consumida con 217 millones de kilos, la misma cantidad que en el periodo anterior, seguida de la cebolla con 135 millones de kilos (+2,1%).

En cuanto al consumo de patata en los hogares se situó en 383 millones de kilos (-1%), con un gasto de 337 millones de euros (+22%).

El consumo per cápita de frutas y hortalizas en los hogares es de 168,6 kilos por persona y año, según el último año móvil con datos hasta mayo, de los cuales 91,3 kilos correspondieron a frutas, 56,9 kilos a hortalizas y 20,4 a patata.

Para FEPEX, el comportamiento del consumo de frutas y hortalizas, en unos mercados estables, refleja la sensibilidad creciente de la sociedad hacia el mantenimiento de dieta saludable, en la que la ingesta de frutas y hortalizas es recomendada de forma reiterada por las autoridades sanitarias de la OMS, la FAO y el Ministerio de Sanidad. Evidencia también la contribución del sector hortofrutícola al mantenimiento de la salud, además de los múltiples beneficios sociales y económicos que genera.