banner-huercasa
Nacional

El consumo alimentario por placer ha aumentado por la pandemia, según Kantar

La pandemia ha relajado la preocupación por la alimentación saludable y ha aumentado el consumo por placer, con un 15 % más de gasto en los productos de indulgencia, ha señalado este miércoles la consultora Kantar.

En 2020, los consumidores comieron en casa 2.445 millones de veces más por placer que en 2019, el 80 % de ellas por el canal dinámico frente al 10 % registrado por el canal especialista y el 13 % por internet.

Esta situación ha favorecido a cadenas de distribución como Alcampo, Eroski o Lidl, según las cifras difundidas por la consultora, que detalla que el aumento del consumo indulgente o por placer ha llevado a los clientes a pagar un 15 % más de media por este tipo de productos.

El placer se impone así como el motivo de consumo que más crece desde 2019 frente a otros como la salud, la costumbre o la practicidad.

A juicio de Kantar, las limitaciones de aforos y horarios, los cierres en la hostelería y los toques de queda como consecuencia de la pandemia han cambiado los hábitos de consumo.

Si desde 2018 los españoles consumían fuera de casa más del 16 % de ocasiones cada trimestre, esa tendencia bajó hasta el 4,2 % en el segundo trimestre de 2020, que coincide con los meses más duros del confinamiento; al 12,7 % en el tercer trimestre; y al 10 % en el cuarto.

Antes de la crisis del coronavirus, se consumía de media 5,4 veces fuera de casa a la semana, mientras que, en el último periodo analizado de 2020, se hacía 3 veces.

“Aunque las tendencias cambien y se opte por distintas modalidades -fuera de casa, dentro de casa o ‘delivery’-, el número de ocasiones de consumo de alimentos y bebidas por individuo a la semana se mantiene en torno a las 28 a lo largo de los tres últimos años”, ha señalado la experta de Kantar Rebeca Mella en un comunicado.

Los cambios laborales, como el desempleo y el teletrabajo, han ocasionado el retraso de la hora del desayuno en 2020, sin que eso afecte al resto de momentos como la comida, la merienda y la cena.

El tiempo que se dedica a cocinar ha aumentado el 2,3 % en las comidas entre semana y el 1,8 % en las de fin de semana en comparación con 2018, mientras que el tiempo dedicado a preparar la cena ha crecido en menor proporción, el 1 % entre semana y el 1,3 % en fin de semana.

En 2020, el 56,1% de los encuestados por Kantar aseguró estar preocupado por la composición nutricional de lo que comía, el 2,3 % menos que en 2019.

Además, el 10,8 % de los consumidores prefería pedir comida a domicilio antes que salir a comer fuera, el 2,6 % más que en 2019, y el 20,6 % aseguraba que estaba intentando reducir el consumo de carne y pescado, el 1,4 % menos.

Los datos muestran una relajación en el cuidado de la alimentación, si bien el número de personas que hacen ejercicio tres o más veces por semana ha subido del 27,1 % en 2019 al 28,7 % en 2020.