banner-huercasa
Logística

El Congreso aprueba regular el transporte de mercancías con turismos

En los últimos años está proliferando la utilización de vehículos turismo para el transporte de mercancías por parte de Plataformas Multinacionales de venta on line.

Como ha venido denunciando Fenadismer reiteradamente, en los últimos años está proliferando una cada vez mayor situación de competencia desleal en el sector del transporte ligero de mercancías que llevan a cabo determinadas multinacionales que operan en la venta de productos a través de plataformas en internet, como es el caso de Amazon, las cuales han venido contratando a particulares para con sus vehículos turismo realizar el transporte de los productos que venden a sus clientes finales.

 

Dicho fenómeno de intrusismo en el sector del transporte se ha visto acentuado de forma alarmante a partir de la pandemia, coincidiendo con la reducción de la movilidad y de reducción de la actividad económica motivada por las sucesivas declaraciones del estado de alarma, surgiendo nuevos operadores que han puesto en marcha esta actividad de transporte pese a la importante reducción de la actividad que han venido sufriendo los transportistas de distribución urbana principalmente.

 

Tal es el caso de alguna de las principales multinacionales prestadoras del servicio VTC, en concreto Cabify, la cual, ante la importante reducción de su actividad de transporte de viajeros motivado por los confinamientos domiciliarios, puso en marcha a mediados del pasado año un nuevo servicio de transporte de mercancías, aprovechando su flota de coches que se dedican al transporte de sus viajeros para hacer transporte público de mercancías.

Competencia

Dicho servicio que inició en la Comunidad de Madrid, y que ha sido objeto de la tramitación de varios procedimientos infractores por parte de los Servicios de Inspección de Transporte regional a instancias de Fenadismer, sin embargo no ha amedrentado a la multinacional, que lejos de cesar en dicha actividad, un año después la ha ido expandiendo a otras Comunidades Autónomas, ofreciendo el servicio a los miles de clientes usuarios de su APP de transporte de viajeros, mediante ofertas promocionales muy agresivas para tratar de ganar cuota de mercado en el reparto local de mercancías.

Además de las consecuencias de competencia desleal en el sector del transporte, hay que asimismo considerar el impacto desde el punto de vista fiscal y laboral que tales prácticas conllevan, lo que ha llevado a Fenadismer junto a las restantes asociaciones de transportistas que componen el Comité Nacional de Transporte por Carretera a instar  a que se promueva una modificación legal de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres que ataje esta situación de intrusismo legal por el gravísimo perjuicio que ello está ocasionando en el subsector del transporte público ligero de mercancías, operado principalmente por pequeños transportistas autónomos.