sakata-magia
Nacional

El centro de ecológico de Grupo La Caña en El Ejido, ejemplo de I+D+i

El Grupo Empresarial cuenta con tres grandes centros de manipulado en fresco, una planta de producción de V Gama (guacamoles, salmorejo, gazpacho…) y una red de puntos de recogida para los más de 2.000 agricultores que confían en ellos para comercializar sus productos.

El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, junto al concejal de Agricultura y Medio Ambiente del Ayuntamiento de El Ejido, Francisco Pérez, ha visitado las instalaciones del centro de producción ecológica que Grupo La Caña tiene en El Ejido.

El objetivo es conocer los importantes proyectos en los que trabaja esta empresa familiar con 43 años de existencia. Durante su visita han estado acompañados por el director general, José Mª Zarandieta, la directora de comunicación, Tania López y el gerente de Ecohal Andalucía, Alfonso Zamora.

La empresa Grupo La Caña debe su nombre precisamente a su fundador, Miguel García Sánchez, quien en el año 1.978 puso en marcha este ilusionante proyecto. Un incansable trabajador que acabaría siendo el precursor de una empresa que es hoy referente en el sector nacional e internacional, y es que el 80% de su producción tiene como destino a Europa, principalmente a Alemania, Holanda, Reino Unido, Francia o Noruega. Otro de los valores que se debe destacar de esta empresa es su apuesta por la Innovación, va en su ADN. Conscientes de que el único camino posible en una estrategia de crecimiento diferenciadora de la competencia pasa por una búsqueda permanente de la excelencia en los procesos, la gestión del talento y la satisfacción de nuestros clientes.

El alcalde ha hecho hincapié en que esta empresa familiar “es un ejemplo de eficiencia y crecimiento que hace llegar sus productos con la máxima calidad a todo el mundo”. De ahí que Góngora haya destacado “la apuesta que está realizando por el segmento ecológico y el gran trabajo que está desempeñando a través de su departamento de I+D+i, ya que la innovación va en su ADN, como única estrategia de crecimiento posible que los diferencia en la búsqueda permanente de la excelencia en los procesos”.

Trabajan estructuralmente en base a tres divisiones: las fincas de producción propia junto a las explotaciones de los agricultores, los tres grandes centros de manipulado y envasado: Miguel García Sánchez, Eurocastell Caña y el centro de producción ecológica de El Ejido; y la planta de producción de V Gama en Escúzar. A esta estructura se suma una amplia red de puntos de recogida de producto para los más de 2.000 agricultores que confían en ellos para comercializar sus productos, con una plantilla de 1.500 trabajadores.

El director general ha subrayado que “si tuviera que decir un valor en concreto, sería el de familia. En Grupo La Caña formamos un gran equipo, somos una unión de trabajadores, agricultores, ideas y objetivos con visión de futuro”.

Desde el pasado año, también producen y comercializan producto de V gama bajo la marca Caña Nature, concienciados cada vez más en la importancia de llevar una dieta natural, sabrosa y saludable. Los principales productos que se enmarcan dentro de este tipo son guacamole, tomate rallado, gazpacho y salmorejo, elaborados exclusivamente con frutas y hortalizas cultivadas por sus agricultores.

Góngora ha puesto de relieve que Grupo La Caña “es un ejemplo en su apuesta por la sostenibilidad y la innovación, que van de la mano en esta empresa. A través de distintos proyectos de I+D+i han conseguido avances en la mejora de productos, ayudando al agricultor en el incremento de la calidad, el sabor o en la gestión de residuos, contribuyendo al desarrollo sostenible y medioambiental del sector agrícola y del entorno”.

En la actualidad cuenta con más de 20 proyectos nacionales en los que participan más de 25 profesionales de diferentes áreas, con el principal objetivo de desarrollar nuevas variedades. De este modo, la empresa lidera proyectos de inversión propia y subvencionados relacionados con el manejo agronómico, el procesado y manipulado, y la automatización y la conservación de productos hortofrutícolas y tropicales. Además, trabajan en conjunto con diferentes grupos de investigación nacional e internacional, así como centros tecnológicos, como CIDAF, CNTA, Corporación Tecnológica de Andalucía, Ainia, Tecnalia o la Estación Experimental ‘Las Palmerillas’.