Retail

Covirán siembra entre sus socios la semilla del cooperativismo sostenible

1.200 millones de personas son miembros de alguna de las 2,94 millones de cooperativas que existen en el mundo.

natural-tropic

El modelo cooperativo forma parte del sector de la economía social basado en valores y principios éticos que forman parte del ADN de Covirán.

Según los datos de la Alianza Cooperativa Internacional, el 12% de las personas de todo el mundo son cooperativistas. Se calcula que 1.200 millones de personas son miembros de alguna de las 2,94 millones de cooperativas que existen en el mundo.

Con 60 años de historia, Covirán es hoy referente del cooperativismo en el sector agroalimentario español gracias a la fortaleza que aportan sus 2.430 socios de España y Portugal, y que se sustenta en valores como el compromiso, la autonomía, la eficiencia, la sostenibilidad, la responsabilidad social y la solidaridad.

Las cooperativas mantienen una estrategia común desde la perspectiva este modelo de negocio con el objetivo de reconstruir juntos el planeta frente a desafíos como la pandemia, el cambio climático, el desarrollo sostenible, la paz y la equidad.

La presidenta de Covirán, Patro Contreras, ha recordado que Covirán “está haciendo un gran esfuerzo en minimizar el impacto que su actividad tiene en el medio ambiente, asumiendo su responsabilidad social y compartiendo un modelo de producción que implica reducir, reutilizar y reciclar materiales”.

De igual modo, ha destacado la contribución de la cooperativa a la vertebración del territorio, que se traduce en la creación de empleo y generación de riqueza en España y Portugal, “un modelo que se ha demostrado tremendamente eficaz para hacer frente a los retos del futuro”.

Los objetivos de este modelo de negocio es generar a los socios un proyecto de vida laboral rentable e ilusionante con modelos de tienda adaptados, y a los empleados, una empresa que fomenta el talento y un lugar atractivo donde desarrollar su carrera profesional.

La evolución del negocio

Covirán, en concreto, contaba con una plantilla al cierre de 2020 de 15.560 empleos, de los que 13.654 están en España y 1.906 en Portugal; y mantenía acuerdos de colaboración con cerca de 2.500 proveedores, en su mayoría pequeños productores locales y cooperativas.

El balance de 2020 arrojó un resultado muy positivo, con unas ventas brutas que ascendieron a 1.703 millones de euros, un 21,5% más que en 2019. Su actividad, además, repercutió en el tejido productivo que forman las empresas proveedoras locales.

Covirán trabajó con cerca de 2.500 empresas españolas y portuguesas, muchas de ellas cooperativas locales, con las que se cerraron transacciones económicas por importe de 634,5 millones de euros, un 13,7% más que en 2019 debido a la desorbitada demanda de consumo que se produjo en los primeros meses de confinamiento.