banner-sakata
Retail

Covirán cumple con la reducción de residuos

En 2020 se logró reciclar 1.058 toneladas de residuos no peligrosos (cartón, plástico y palets), casi 52 toneladas más que en 2019, con récord histórico obtenido en la recogida de cartón: 850 toneladas.

Un año más, Covirán participa en la Semana Europea de la Reducción de Residuos que se celebra del 20 al 28 de noviembre, con actividades de sensibilización para implicar al mayor número de familias en la gestión sostenible y el reciclaje de la basura que generamos.

La Cooperativa y sus socios han hecho un gran esfuerzo en los últimos años para tratar de reducir la huella ambiental tanto en los supermercados como en las plataformas logísticas, apostando por la recogida selectiva, reduciendo el consumo de plástico y participando de forma más activa en la lucha contra el desperdicio alimentario.

En palabras de la presidenta de Covirán, Patro Contreras, “el compromiso con la defensa del medio ambiente y la economía circular compete a todos: socios, trabajadores, proveedores y clientes”. “Solo así conseguiremos caminar en la dirección correcta para reducir el impacto ambiental”, ha añadido Patro Contreras.

Gracias precisamente a la colaboración que muestran los socios, el año pasado se logró reciclar 1.058 toneladas de residuos no peligrosos (cartón, plástico y palets), casi 52 toneladas más que en 2019, siendo especialmente importante el récord histórico obtenido en la recogida de cartón con 850 toneladas.

En esta labor de concienciación están teniendo un importante protagonismo los puntos de venta responsables de Covirán, un modelo de supermercado más accesible, sostenible, eficiente y comprometido donde se facilita a los consumidores el reciclado de residuos y se actúa contra el desperdicio alimentario.

Como botón de muestra, en 2020 se logró reciclar en los puntos de venta 2,5 toneladas de pilas usadas, evitando la alta toxicidad de este tipo de residuos. Ese mismo año también se redujo en siete toneladas el film plástico que se emplea en las plataformas logísticas para embalar los alimentos.

La Cooperativa también ofrece a los supermercados de los Socios de Covirán un servicio de residuos peligrosos y de recuperación de envases (cartón y plástico) a través de sistema de reparto y el modelo de logística inversa.

La lucha se centra ahora en la eliminación del plástico de un solo uso en los supermercados Covirán, con el objetivo de contribuir a la solución del grave problema de la contaminación que ocasionan los envases que no son biodegradables.

Para ello se ha puesto a disposición de socios y clientes una gama de productos desechables y biodegradables como alternativa al plástico, al tiempo que ofrece a los clientes bolsas reutilizables de distinto material: rafia, papel y malla para verduras y frutas.

Innovación y responsabilidad medioambiental

El proceso de innovación en el que está inmerso Covirán facilita el equilibrio entre la eficiencia y la responsabilidad social y medioambiental que asumió cuando la Cooperativa se adhirió a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

El mejor residuo es el que no se genera. No es un proceso sencillo porque lleva aparejado cambios de hábitos en la cesta de la compra, pero ya estamos viendo resultados”, ha señalado Patro Contreras.

Buena parte del éxito radica en las campañas que promueve la Fundación Covirán para sensibilizar a público de todas las edades sobre la necesidad de cuidar el medio ambiente y luchar contra el desperdicio de alimentos, otro de los problemas que afronta la Cooperativa en colaboración con proveedores, empresas y consumidores.