banner-sakata
Ecológico

Campojoyma llevará a Fruit Attraction su compromiso con la sostenibilidad

Francisco Jesús Montoya, fundador de Campojoyma, afirma que “tenemos ganas de reencontrarnos con los clientes y compartir los avances en la biodiversidad de nuestros cultivos ecológicos”.

Campojoyma cultiva sostenibilidad para toda Europa. Este compromiso con la producción ecológica de hortalizas y cítricos ecológicos y con el medio ambiente lo trasladará a Fruit Attraction, donde la empresa bio contará con un expositor, el número 9C04.

El fundador y gerente, Francisco Jesús Montoya Sánchez, explica que “tenemos ganas de volver a reencontrarnos con nuestros clientes y amigos, saludarles en persona y compartir los avances experimentados en la biodiversidad de nuestros cultivos”.

En esta línea, Campojoyma desarrolla en sus cultivos numerosas iniciativas a favor de la sostenibilidad, tales como aportar los medios necesarios para el descanso, alimentación y reproducción de numerosas especies animales; crear zonas de vegetación autóctona, que actúan como reservorios y contribuyen a la diversidad vegetal; o incluir la práctica el laboreo agrícola tradicional que favorece el equilibrio natural del entorno.

La conservación del medio ambiente es compatible con la prosperidad para las 700 familias a las que da empleo, de tal manera que Campojoyma se ha situado en el líder de la producción de hortalizas ecológicas en España, con los mejores datos bio del país en el año 2020: una producción de 60 millones de kilos de hortalizas y cítricos, facturación de 70 millones de euros y más de 30 referencias que exporta a toda Europa. Actualmente la empresa bio almeriense cuenta con 700 hectáreas en producción bio repartidas entre Almería, Granada, Murcia, Albacete, Sevilla y Alicante.

Este modelo viable medioambiental y económicamente, liderado por Francisco Jesús Montoya, incluye una serie de medidas que le han diferenciado en el mercado, entre ellas no centrarse en un segmento y ampliar la oferta a hortalizas (tomate, pimiento, berenjena, calabacín y pepino),  brássicas (entre ellas la col china, donde es líder mundial en bio), frutas (melón y sandía) y cítricos (limón y kunquat). 

Otra iniciativa medioambiental y rentable ha sido la distribución de cada cultivo en diferentes zonas para aprovechar al máximo las condiciones climatológicas, garantizando producto cada semana a los lineales bio de Europa, especialmente cuando existe menos oferta en el mercado, y poder dar descanso a la tierra.

El gerente afirma que “lo hacemos siempre respetando el ciclo natural de las plantas y la tierra, y el resultados son productos ecológicos saludables, de máxima calidad y llenos de sabor”.