banner-sakata
Internacional

Austria incrementa en un cuatro por ciento el consumo de hortalizas hasta junio

El mercado austriaco no se echa atrás en el consumo de hortalizas a pesar de la inflación de la gama y ve incrementar el consumo en casi un cinco por ciento en volumen y más de un 9 por ciento en valor.

Los consumidores austriacos adquirieron más de 144.000 toneladas de hortalizas hasta el mes de junio, lo que supuso un incremento de casi el cinco por ciento.

Este incremento fue superior en el gasto per cápita de los austriacos. Los austriacos destinaron casi 461 millones de euros a la adquisición de hortalizas frescas hasta el mes de junio, lo que supuso un incremento del nueve por ciento.

A pesar del fuerte incremento de precios, «el consumidor austriaco reaccionó positivamente al consumo de hortalizas frescas durante el primer semestre de año», señala Manuela Schürr, directora de Comunicación de AMA en Austria.

La consultora señala que «el bloqueo del Covid 19 y la lenta apertura durante el segundo trimestre han sido notables, especialmente entre los consumidores más jóvenes que ahora compran y cocinan más para sí mismos que antes de la crisis».

Después de un aumento del 18 por ciento en el primer semestre de 2020 en comparación con el año anterior, las compras de productos frescos en el primer semestre de este año fueron nuevamente un uno por ciento por encima del nivel del año anterior.

Las hortalizas han sido especialmente populares, ya que todos los grupos excepto las patatas, elevaron sus ventas durante el primer semestre de 2021.

Las coles fue la familia que más incrementó la demanda al elevar en más de un 10 por ciento su demanda con respecto al mismo semestre del año anterior. Austria consumió casi 15.000 toneladas de coles por un valor de 29 millones de euros, lo que supuso un incremento del 8,6 por ciento.

Todos los valores se dispararon. La hoja sumó más de 17.000 toneladas de consumo, lo que sumó un 7,4 por ciento más, por un valor de 48,6 millones de euros, lo que supuso un 16 por ciento más.

Las hortalizas de fruto -tomates, pimientos, berenjenas, calabacines, …- se elevaron a las 55.000 toneladas, un 4 por ciento más, por valor de 200 millones de euros, lo que supuso un repunte del 10 por ciento en el valor económico.

Este incremento del precio facilitó que el formato descuento -Hofer y Lidl- elevasen su cuota de mercado. De hecho, el 28 por ciento de las compras de hortalizas se realizaron en momentos de promoción, según la consultora AMA.

El estudio señala que «los signos son positivos en toda la familia de hortalizas, salvo en las patatas, donde ni el descenso de los precios facilitó fomentar las compras de este bulbo», señala la consultora.