KIWIATLANTICO-FYH-VERDESDEENVIDIA
Logística

Austria exige la prueba PCR a los transportistas que accedan por Italia

Emulando a otros países europeos, Austria también establece controles en las fronteras, introduciendo como novedad la exigencia de una prueba PCR a los transportistas que crucen por la frontera italiana.

Como viene advirtiendo FENADISMER en las últimas semanas, la gravísima situación sanitaria que atraviesa España y el resto de países europeos en esta tercera ola de la pandemia del covid-19, con un alarmante avance del número de contagios, está obligando a los diferentes Estados miembros a adoptar medidas restrictivas de la movilidad entre los países con el fin de contener el avance de la pandemia, lo que está afectando negativamente a la actividad que realizan los transportistas españoles que se decían la transporte internacional,  a los que se les exige la realización de diferentes medidas sanitarias de control.

Así, siguiendo la política de “cierre de fronteras” llevada a cabo por otros países europeos, como es el caso de Alemania, Bélgica, Portugal y Francia, el Gobierno austríaco ha aprobado también medidas de control de sus fronteras a todos los conductores de vehículos, incluido los conductores profesionales de transporte de mercancías que quieran acceder a territorio austríaco provenientes de Italia, sea cual sea su nacionalidad y procedencia, en especial en el paso a través del Brennero que une Italia con Austria.

Pero como novedad, según la información facilitada por la asociación europea de transportistas UETR, las autoridades austriacas están impidiendo el acceso al territorio austriaco a todos los vehículos cuyos conductores y ocupantes no dispongan de un certificado que acredite la negatividad al Covid-19, mediante prueba PCR o antigénica realizada en las 48 horas anteriores, para lo que las autoridades italianas han dispuesto centros de atención para transportistas para realizar gratuitamente las referidas pruebas. En todo caso, UETR está llevando a cabo gestiones ante las instituciones europeas para instar al Gobierno austríaco a que aplique las Recomendaciones dictadas por la Unión Europea sobre libre tránsito de las mercancías entre los Estados miembros, lo que se denominan “corredores verdes”, eximiendo a los profesionales de la carretera de acreditar pruebas sanitarias sobre el covid.

Hay que tener en cuenta que Italia es paso casi obligado de las exportaciones españolas con destino al país austríaco, por lo que dicha medida afectará de forma importante a los transportistas españoles con destino al país alpino, los cuales se verán sometidos a fuertes controles fronterizos que ralentizarán su actividad.