banner-agroponiente
Nacional

Alcoaxarquía prevé facturar un 30 % más en 2021 y rozar los 60 millones euros

La empresa familiar Alcoaxarquía, con sede en Vélez Málaga, prevé facturar 55,9 millones de euros en 2021, un 30 % más respecto a los 43 millones de euros relativos a 2020.

Así lo ha avanzado en la feria Fruit Attraction el director gerente de la firma, Juan Becerra, quien ha explicado que su actividad abarca la producción ecológica de cítricos y subtropicales, entre las que ha incluido el aguacate, el mango y la chirimoya.

Alcoaxarquía cuenta ahora con cerca de 1.400 hectáreas de fincas propias, de las que 600 hectáreas se encuentran en Nazca (Perú) -todas ellas dedicadas al aguacate- y una producción total de 30.000 toneladas; en España su nave de manipulado ocupa 7.000 metros cuadrados, frente a los 2.500 metros cuadrados de la peruana.

El gerente de esta firma, ahora en manos de la tercera generación familiar, ha anunciado que Alcoaxarquía está en conversaciones muy avanzadas para ampliar su superficie de producción en Perú con 400 hectáreas más de aguacate, donde han exportado la tecnología que aplican en Málaga.

«Tener fincas en España y en Perú nos permite tener aguacate los doce meses del año», ha apuntado antes de resaltar que la empresa ha conseguido gracias a la investigación, de la mano del centro del CSIC de La Mayora (Málaga), conseguir un producto que sabe y se conserva igual en ambas latitudes».

Becerra ha resaltado que Alcoaxarquía es una empresa muy comprometida con la sostenibilidad, lo social y con la investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) para así «adaptarse a las demandas de los consumidores».

En este sentido, ha mencionado que cuentan con certificados que acreditan las condiciones justas de trabajo o el uso responsable del agua a través de sistemas de riego por goteo y la aplicación de la dendrometría, que permite monitorizar las necesidades hídricas de cada árbol en todo momento.

Ha precisado que Alcoaxarquía invierte cada año en torno a 100.000 dólares (unos 86.580 euros) en I+D+i y cerca de 750.000 dólares (649.354 euros) al control analítico en laboratorio de todo el proceso productivo.

A su juicio, la demanda de fruta orgánica y de superalimentos como es considerado el aguacate «seguirá creciendo» y «su precio se socializará», ya que evolucionará para ser «más asequible para el consumidor».