sakata-magia
Cítricos

Ailimpo se alinea para demandar el aumento de precios a la distribución

El mensaje unánime del sector de Limón de España es claro: La sostenibilidad medioambiental y social hay que pagarla.

Corren tiempos difíciles para el sector hortofrutícola, en general, y el citrícola, en particular.

Y es que al crecimiento de las importaciones en Europa de cítricos extracomunitarios, sobre todo de limones turcos, ahora hay que sumarle el aumento de los costes a lo largo de la cadena de suministro -desde el árbol hasta la puesta a disposición del limón confeccionado a la cadena de supermercado nacional y europea- motivado por diferentes acontecimientos externos.

Ante este escenario, el sector de Limón de España, representado por Ailimpo, se ha alineado con el fin de demandar un incremento de los precios a las cadenas europeas de distribución como única vía para soportar la subida de los gastos de producción y transporte. “De no ser así, la consecuencia será la pérdida de la sostenibilidad económica de nuestra actividad”, subraya la interprofesional.

Por ello, el mensaje de unanimidad de productores, cooperativas y exportadores de limón español para que los sobrecostes repercutan en el precio final es muy claro. Como ya ha sucedido en otros sectores alimentarios y con otros productos, el sector de limón de España plantea de forma clara al retail europeo que es momento de un aumento en los precios de compra como única fórmula posible para soportar la subida de los costes que afectan tanto a la producción en el campo como a la recolección y confección de fruta en los almacenes: mano de obra, electricidad, agua, insumos, combustibles, etc.”, señala Ailimpo.

Compromiso con la sostenibilidad

De hecho, la Asociación Interprofesional de Limón y Pomelo recuerda que durante los últimos años el sector ha invertido “numerosos recursos” para reducir de modo significativo su huella hídrica, logrando la más baja entre las frutas producidas en España; disponer de unos cultivos mucho más sostenibles o mantener un bosque de limoneros, que absorbe 360.550 toneladas de CO2 cada año.

En definitiva, Ailimpo insiste en la necesidad de concienciar al consumidor sobre los beneficios que aporta el limón español en términos de sostenibilidad ambiental y social, “al transformarse en un sector muy sensibilizado y comprometido con el medioambiente para que ahora, por parte de la distribución europea, no se valore suficientemente el gran esfuerzo realizado en todo este tiempo”.

Ailimpo es una interprofesional española, con sede en Murcia, oficialmente reconocida por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y la Comisión Europea, que representa los intereses económicos de los productores, cooperativas, exportadores e industriales de limón y pomelo. Un sector en el que España es líder mundial de la exportación en fresco y se sitúa en el segundo lugar como país procesador, facturando más de 700 millones de euros anuales, generando 20.000 empleos directos y transfiriendo más de 250 millones de euros a las industrias auxiliares.