KIWIATLANTICO-FYH-VERDESDEENVIDIA
Nacional

Agrupaadra cierra sus puertas por una pésima gestión comercial

La firma comercializaba el 72 por ciento de lo que entraba en subasta y en el ejercicio 2020-2021 elevó sus entradas un 18% pero su volumen de negocio descendió un 3 %. La falta de profesionales de nivel en la comercialización condenan a la firma.

«Aún quedan pendientes liquidaciones de la campaña de melón Piel de Sapo de la campaña pasada», señala uno de los productores afectados por el cierre de Agrupaadra, que ya llevaba desde 2019 con problemas cuando cerró con unas pérdidas superiores a los 1,6 millones de euros.

Las pérdidas se repitieron en 2020, pero se dispararon en 2021, aunque las cuentas del ejercicio 2021 aún no se han hecho públicas.

El problema de Agrupaadra ha venido por las guerras internas entre los socios de la firma, que han provocado la pérdida de confianza de los proveedores y de los horticultores, que han ido dejando de acudir a la subasta.

A lo anterior se une la falta de profesionales competentes que fuesen capaces de introducir la oferta en los mercados de destino.

La cifra de negocio ha ido cayendo en los últimos años a pesar de la fase inflacionista y de los 58,1 millones de euros en 2019 se pasó a los 56,2 millones de euros en 2020 y cifra muy inferior durante 2021, que aún no se ha hecho pública.

El departamento comercial de la firma controlaba el 72 por ciento de las entradas en la subasta de Agrupaadra y el resto iba a parar a manos de clientes de subastas.

Estas cantidades suponían la presencia de un departamento comercial con capacidad para movilizar las 48.000 toneladas que tuvieron que gestionar en la campaña pasada con un relativo éxito como explica el informe de gestión del ejercicio 2020-2021 de Agrupadra, realizado por REA.

El 2021

La inercia de 2021 ha terminado de lastrar a la empresa y «los efectos de la tormenta Filomena alteró la actividad con un retroceso del consumo en el primer trimestre de 2021», señala REA Auditores en su informe de gestión 2020-2021 sobre Agrupaadra, al que ha tenido acceso la revista F&H y esta web.

Aunque en el segundo trimestre de 2021 el consumo se reactivó, «la campaña ha estado marcada por la baja rentabilidad como regla general y la mayor parte de los cultivos se han visto afectados», apunta REA Auditores sobre Agrupaadra.

Aunque el valor de la producción se incrementó en un 5,6 por ciento en Almería, el informe de REA Auditores señala que «esta cifra es engañosa porque a la par subieron también los costes de producción. Tomate, judía, melón y sandía se erigen como los productores que mayor valor de producción han perdido», apunta el informe de REA Auditores.

El informe también señala que para rematar Agrupaadra tuvo un «mal resultado de la primavera, marcado por la crisis de precios en cultivos como melón y sandía, que han dejado cotizaciones que rara vez han superado los 15 céntimos y se esperan unas pérdidas que podrían superar los 75 millones de euros», justifica el informe de REA Auditores para justificar el mal ejercicio de Agrupaadra.

Comercialización

A pesar de que el escenario en Agrupaadra no pintaba bien, la empresa cerró 2020-2021 con un incremento de entrada de género del 18 por ciento, pero la facturación descendío un tres por ciento por el desplome de la campaña de primavera.

Los precios medios «fueron más bajos un 41 por ciento en sandía y un 32 por ciento en melón», expone REA Auditores.

La empresa sufre un cambio de dirección para cambiar la dinámica negativa y se producen la incorporación de tres clientes de referencia para cambiar la dinámica de la empresa: Anecoop, Grupo Rosegar y Sanlúcar, que realizan compras por valor de 6,5 millones de euros durante 2021.

Los clientes

La empresa trata de salvar la situación exponiendo ante los proveedores, acreedores y las entidades financieras las operaciones que realiza la empresa con Socomo (Alcampo), Edeka, la cadena catalana Bon Preu, Guissona, Unexport y las relaciones que tiene con empresas en origen como Murgiverde, Vicente Peris y Frutinter, entre otras.

No obstante, la empresa carece de otras herramientas para dar saltos y crecer más con estos clientes. El informe de REA Auditores señala que «las consecuencias de no tener ayuda financiera para acometer las reformas estructurales, es que los cambios que se producen en el centro de envasado, requieren más tiempo para mostrar los resultados esperados«.

No obstante, la empresa ya había conseguido reducir los costes de manipulado de 0,14 euros por kilo en el ejercicio 2019-2020 a los 0,12 euros por kilo en la campaña 2020-2021.

Pimiento a 4 euros

Fue la puntilla para la firma abderitana. Los precios de hasta cuatro euros por kilo en el pimiento California en marzo de 2021 fue un jarro de agua fría. «Los compromisos adquiridos por el departamento comercial de Agrupaadra hacia los clientes supusieron que la firma tuviera que asumir compras a ese precio para poder cumplir con los programas con clientes, que en gran parte no fue asumido por los mercados», expone la auditora.

Aunque Agrupaadra intentó que el impacto fuese lo menor posible, «supuso un golpe al departamento comercial», expone la auditora REA.

La situación financiera de la empresa no era reversible y las entidades financieras tampoco vieron una solución que no fuese la adquisición por parte de otra empresa.

De hecho, se vinculó durante algunos meses el interés de La Unión por integrar Agrupaadra, pero aquel supuesto interés nunca se materializó.