KIWIATLANTICO-FYH-VERDESDEENVIDIA
Nacional

Agrodolores crea la primera Academia del Agricultor

Los objetivos de estos encuentros son fomentar la sostenibilidad con nuestros agricultores, compartir experiencias, conocimientos y generar valor entre los agricultores.

La empresa Agrodolores ha ideado la Academia del Agricultor, que nace con el fin de poner en valor las experiencias obtenidas para conseguir realizar una agricultura más sostenible y tecnificada, adaptada a los nuevos tiempos. Las reuniones serán mensuales y en cada una de ellas se tratarán diferentes temas importantes para que los agricultores se adapten a cultivar haciendo uso de las nuevas tecnologías.

Esta semana ha tenido lugar la primera reunión en el almacén de Dolores de Pacheco, a la que han acudido 60 agricultores y donde se han tratado tres temas: las variedades de los pimientos, la nutrición y recuperación de suelos y el análisis e interpretación. En el encuentro han intervenido Julio Reche, Lorenzo Sánchez, Emmanuel Hernández y Francisco López-Acosta como ponentes.

Simón Conesa, CEO de Agrodolores, ha valorado positivamente el primer encuentro y destacó la importancia del valor medioambiental en la agricultura: «Esta reunión y todas las que vamos a realizar, tienen un trasfondo enfocado a la sostenibilidad. Queremos hacer una agricultura sostenible y que cumpla con los parámetros de sostenibilidad, sin renunciar a la mejora de la renta de nuestros agricultores, pero que siga siendo orientable, para poder mejorar la renta de la agricultura con un respeto máximo al medioambiente».

Por su parte, Emmanuel Hernández, técnico de Agrodolores, comunicó a los agricultores la gran variedad de pimientos que se cultivan en el mercado y de las problemáticas que pueden existir. Hernández comentó que estas charlas ayudan a estar en contacto con los agricultores: «Este tipo de acciones son importantes porque es oportuno estar cerca de los agricultores y apoyarlos, sobre todo, por la situación que estamos viviendo del Mar Menor».

Las características que hacen atractivas un producto para su venta y las necesidades que tienen las empresas a la hora de decantarse por un producto, fueron dos temas de los que Julio Reche habló en su ponencia. Además, destacó el valor que tienen estos encuentros: «Estas charlas le aportan valiosa información al agricultor enriqueciendo sus conocimientos».

Lo que demanda el cliente y el mercado es esencial para los agricultores. Francisco López-Acosta, comercial de Agrodolores, resaltó la importancia que tiene saber qué quiere el cliente y cómo: «Tenemos que transmitir al agricultor lo que nos dicen los clientes para que ellos sepan qué variedades tienen que cultivar o cómo cortar el producto».

Lorenzo Sánchez, delegado comercial de Cosmocel, realizó una charla técnica sobre los suelos de la zona, así como de su analítica y su recuperación. En cuanto qué le ha parecido este tipo de encuentros, Sánchez destacó que es una iniciativa muy importante e interesante: «La información es poder. Cuanta más información tengan los agricultores y mejor puedan manejar sus instalaciones, la productividad será mayor».

En definitiva, desde Agrodolores califican estos tipos de encuentros como muy beneficiosos para los agricultores y por eso realizarán más en el futuro. Además, Agrodolores agradece a todos los asistentes su participación en la primera jornada de la Academia del Agricultor.