banner-huercasa
Internacional

Agricultores lamentan pérdidas por el veto ruso y exigen su levantamiento

Las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA han lamentado este martes las pérdidas ocasionadas por el veto ruso a las importaciones de productos españoles y han vuelto a exigir el levantamiento de esa prohibición.

El presidente ruso, Vladímir Putin, prolongó ayer un año el embargo alimentario que impuso en 2014 a Occidente en respuesta a las sanciones que la Unión Europea (UE), Estados Unidos y otros países introdujeron contra Rusia por su papel en el conflicto ucraniano.

El sector hortofrutícola español ha sido uno de los sectores afectados por el boicot de Moscú, especialmente los cítricos y el caqui, que era un “complemento extraordinario” a las exportaciones, ha afirmado a Efeagro el presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) y vicepresidente nacional de Asaja, Cristóbal Aguado.

“Seis años son una eternidad en el comercio de frescos y recuperar ese mercado va a costar Dios y ayuda”, ha señalado Aguado, que ha explicado que los rusos han pasado a buscar las frutas y hortalizas en Turquía, Marruecos y Egipto, países que “han ocupado” el espacio de España.

Además, ha acusado a la UE de “dar la espalda a los agricultores” con el cierre de ese mercado, que ha causado la “destrucción de más fruta” y una pérdida de valor debido al exceso de oferta.

El responsable de Frutas y Hortalizas de COAG, Andrés Góngora, ha criticado la “poca preocupación de la Comisión Europea por el sector”, el cual está “pagando” un veto derivado de una crisis política que las partes no han sido capaces de resolver.

Ha citado el sistema de gestión de crisis que solo duró dos años “sin resolver ningún problema grave” y ha calificado de “traspiés” la imposibilidad de vender a Rusia frutas y hortalizas, lo que ha afectado a los datos de exportación.

“Si la UE tiene las puertas cerradas de otros mercados, seguimos exigiendo que lo que entre en Europea siga restringido, porque nuestros mercados cada vez son más de la UE, fuera las ventas no crecen y con el veto ruso mucho menos”, ha insistido Góngora.

Fuentes de la organización UPA han asegurado que es “una vergüenza que se juegue con las cosas de comer y se apliquen medidas restrictivas comerciales al sector agrario“.

Han afirmado que “al final sufren todos, los consumidores de Rusia que también tienen derecho a adquirir los productos españoles y el sector agrario porque se queda sin una fuente de exportación muy importante”.

Han reiterado su demanda de que se levante el embargo alimentario ruso y que “se mantenga a los sectores alimentarios al margen de este tipo de disputas políticas que nada tienen que ver con ellos”.